El primer viaje del Tren Medieval vuelve a llegar lleno de viajeros a Sigüenza

La séptima temporada fue presentada en la FERIA Internacional del Turismo (FITUR) con la esperanza de que, como ha ocurrido hasta la fecha, el nivel de ocupación de los trenes se acerque de nuevo al 100% de las plazas disponibles. Las claves que despiertan el interés del viajero son la historia, la gastronomía, el patrimonio medieval y la arquitectura seguntinas como reclamo de un viaje que acaba convirtiéndose en una experiencia única para el visitante.

La fórmula admite el viaje romántico, el familiar, el historiográfico o incluso el plan single. Las encuestas de satisfacción que RENFE toma entre los viajeros, así lo demuestran. Hay un reparto muy equitativo en el gráfico de edades, que incluye desde niños a jubilados. Igualmente hay una distribución casi a partes iguales cuando los viajeros contestan a la pregunta “¿con quién ha hecho el viaje?” entre las opciones “con la familia”, “con amigos”, “en pareja”, siendo significativo también el porcentaje de la opción “single” con un 8% de las respuestas. En todo caso, la cifra más reveladora es el 95% de satisfacción que reflejan los resultados.

Ya hay billetes reservados para el viaje correspondiente al próximo 26 de marzo, y también para los primeros de abril. En cualquier caso, los billetes para el futuro próximo de este viaje al pasado pueden adquirirse en el teléfono 902 320 320, o bien en cualquiera de las estaciones de RENFE.

Todo comienza en la estación de Chamartín, donde el Obispo Don Bernardo de Agén, reconquistador de la ciudad el día 21 de enero de 1124, recibe al viajero, acompañado por Doña Blanca de Borbón, otro de los ilustres personajes de la historia seguntina. El sonido de la zanfoña es la banda sonora que acompaña al traqueteo del tren camino de la Ciudad del Doncel y a las performances personalizadas que interpretan los actores del Grupo Tarambana caracterizados como personajes de época. Desde la misma salida en la estación de Chamartín, los comediantes les cuentan a los viajeros los detalles de la historia seguntina, mientras el tren llega a Sigüenza. A diferencia de lo que ocurre en otros viajes, el trayecto es un poderoso reclamo. A medida que el Tren Medieval deja atrás la gran ciudad y el Corredor del Henares, los actores, acompañados cada vez más por el verde serrano, introducen al espectador en un ambiente histórico gracias a pequeñas obritas de teatro salpimentadas con degustaciones a bordo, como las yemas artesanas elaboradas por la pastelería Atrio.

El precio del viaje incluye la visita guiada de Sigüenza. A su llegada, los viajeros son organizados en grupos para degustar también el paseo por sus calles. Un grupo de guías profesionales muestran a los turistas los secretos de cada rincón, incluidos también los de su más famoso icono, la estatua funeraria de El Doncel de Sigüenza. Si hubiera que decantarse por un sólo símbolo de la ciudad, ese es sin duda la estatua del joven caballero de Santiago Don Martín Vázquez de Arce, El Doncel de Sigüenza. Su contemplación, en la capilla de Santa Catalina del interior de la Catedral, es visita obligada para todos los amantes del arte. La estatua es un canto a la innovación. Pese a su fama, el autor es anónimo. La pose elegida por el autor desconocido fue la de un guerrero recostado en eterna lectura con un libro entre sus manos. El Doncel es el representante genuino del ideal caballeresco de la época: un guerrero intelectual. Su mirada enigmática estará para siempre perdida en el vacío. Don Martín Vázquez de Arce, joven perteneciente a una destacada familia de la ciudad, noble y guerrero, fue muerto peleando contra los musulmanes en el sitio de Granada. El sepulcro es una talla en alabastro.

El recorrido historiado alberga otros muchos atractivos, como la visita a la Casa del Doncel, lugar de nacimiento de Martín Vázquez de Arce, que ha sido maravillosamente restaurada por la Universidad de Alcalá de Henares. Sus muchas veces centenarios muros albergan ahora el Museo permanente de la Guitarra y la Vihuela, uno de los pocos museos musicales que hay en nuestro país, y el único dedicado a estos instrumentos de cuerda, tan españoles.
 
Al terminar la visita guiada de la ciudad, el viajero del Tren Medieval, si lo desea, puede detenerse un momento en los puestos medievales que se arremolinan en torno a la Plaza Mayor, con una buena muestra de la artesanía tradicional. A la hora de comer, la ciudad tiene un rincón para cada paladar. Desde el pincho medieval, hecho con ingredientes todos anteriores a la conquista de América que diez restaurantes y bares seguntinos mantienen en carta a lo largo de todo el mes de marzo, hasta la cocina moderna, que parte siempre de la tradición. Muchos locales seguntinos aplican al viajero un descuento del 10% en la factura de la comida.  
Calles, historia, teatro, gastronomía y artesanía son algunos de los reclamos que han conseguido darle al Tren Medieval a la ciudad de Sigüenza su notoriedad como reclamo turístico de primer nivel que pone en valor el rico patrimonio de la ciudad para sus visitantes. “El Tren Medieval es una marca consolidada de nuestra ciudad”, dice Concha Barahona, Concejala de Turismo de Sigüenza.

Calendario, precios y novedades

El Tren Medieval 2011 saldrá desde la estación de Chamartín en 21 ocasiones más, repartidas en dos temporadas: la de Primavera estará comprendida entre el 12 de marzo y el 2 de julio, todos los sábados. La temporada de otoño comenzará el 17 de septiembre y finalizará el 26 de noviembre.

El tren saldrá los sábados de Madrid a las 10:00 y llegará a Sigüenza a las 11:25. En la temporada de primavera regresará a las 19:40 (llegada a Madrid a las 21:02) y en la temporada de Otoño, la salida se adelanta a las 18:30 (llegada a Madrid a las 19:52).

El precio de esta completa propuesta de ocio para descubrir Sigüenza (que incluye viajes ida y vuelta en tren, animaciones, degustaciones a bordo, guías turísticos, visita a la catedral, seguro de viajeros, etc.) es de 27€ para adultos y de 16€ para niños menores de 14 años. Como en anteriores ediciones, la Red de Paradores sorteará una estancia para dos personas en la ciudad por cada viaje. Con la VII Edición colabora la pastelería Atrio que obsequia a los pasajeros con una degustación de yemas seguntinas a bordo. La Asociación de Empresarios de Sigüenza colabora con las bolsas promocionales de la ciudad que incluyen todo tipo de mapas y folletos turísticos. Patrocinadores del Tren Medieval son en 2011 la Diputación Provincial de Guadalajara, la Junta de Comunidades y la empresa Font Vella.

TEMPORADA DE PRIMAVERA 2011
Marzo 26
Abril 2 y 9
Mayo 7,14,21 y 28
Junio 4,11 y 18
Julio 2

TEMPORADA DE OTOÑO 2011

Septiembre 17 y 24
Octubre 1, 8, 15 y 22
Noviembre 5, 12, 19 y 26