El PSOE asegura que la paralización del campus universitario es “una bofetada” al futuro de Guadalajara

“Ha sido la primera en la frente. No sabemos qué le ha hecho esta provincia a la señora De Cospedal, pero sí sabemos que Guadalajara no se merece este trato. Su primera decisión como presidenta nos perjudica grave e injustificadamente. Condena nuestro futuro como provincia. Ahora, con la paralización del campus, miles de familias de Guadalajara pagarán esta decisión de la señora De Cospedal, que está privando a nuestros hijos de la posibilidad de estudiar en su tierra y les condena a desplazarse fuera de Guadalajara para estudiar, con el consiguiente aumento de los gastos en transporte y alojamiento. Con De Cospedal, quien quiera estudiar, que se vaya a Madrid, como toda la vida”, ha afirmado Pérez León.

La paralización del campus significa acabar de un plumazo con la infraestructura educativa más importante de la provincia, vital para el desarrollo presente y futuro. “Es una decisión política que ocultó durante la campaña electoral y que desmonta las promesas de no hacer recortes en servicios básicos como educación o sanidad”, ha señalado Pérez León.

El nuevo campus de la Universidad de Alcalá en Guadalajara preveía la implantación de nuevas titulaciones, que prácticamente duplicarían los 2.500 alumnos actuales y facilitarían a los jóvenes de Guadalajara una formación de alto nivel, cercana y de calidad. Se proyectó con el apoyo social y el consenso de todas las administraciones –entre ellas el Ayuntamiento de Guadalajara, cuyo alcalde reclamaba celeridad en la ejecución de las obras unos días antes de las elecciones– con el objetivo de que fuera un motor de lucha contra la crisis, generador de empleo y de un nuevo modelo de crecimiento.

“Por eso, miente De Cospedal y miente el PP cuando tratan de justificar esta decisión con la crisis”, ha afirmado la responsable provincial del PSOE. De hecho, según un reciente estudio sobre rentabilidad económica y social elaborado por la propia Universidad, por cada euro invertido en el campus de Guadalajara se habrían generado 1,1 euros adicionales. Además, la construcción del campus, con una inversión de 100 millones de euros, hubiera permitido crear más de un millar de empleos y rebajar por sí sola en más de un 5% la tasa de desempleo en la provincia.

El pasado 7 de febrero se hizo pública la adjudicación definitiva del edificio dotacional de usos comunes, con una superficie de más de 4.000 metros cuadrados y una inversión de 5,4 millones de euros. El inicio de la construcción de esta primera fase del nuevo campus estaba previsto con los trabajos de urbanización de los terrenos, que ahora quedan paralizadas por decisión del Gobierno del PP.