El PSOE de Castilla-La Mancha presentará mociones en todos los ayuntamientos y diputaciones contra la instalación del ATC en la región

Según Padilla, “no nos resignamos y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que el cementerio nuclear no se instale ni en Villar de Cañas ni en ningún otro punto de nuestra tierra”. “No queremos para nuestra Región lo que no han querido otras comunidades autónomas”, señaló.
Para la responsable socialista la decisión adoptada por el consejo de ministros del pasado viernes de instalar el ATC en nuestra Región “es totalmente injusta y arbitraria y no la vamos a aceptar”, indicó.
“Que no traten de engañar a los ciudadanos ya que ha sido una decisión política y no técnica, una decisión que desgraciadamente ha contado con el aplauso sumiso del Gobierno de Cospedal”, señaló.
Según Padilla, resulta “penoso e intolerable” que la principal responsable política de nuestra Región se haya comportado de esta manera, “ofreciendo la instalación del ATC en Castilla-La Mancha como si se tratara de un sacrificio para hacer méritos ante Rajoy para así seguir manteniéndose en su puesto como secretaria general del PP”.
“Y es que como siempre ha ocurrido, Cospedal no ha dudado en anteponer sus intereses personales o de partido a los intereses de los castellano-manchegos y este es un nuevo ejemplo de esa lamentable forma de actuar”, aseguró.
Al contrario de lo que ha hecho Cospedal “que ha faltado a su palabra”, indicaba Padilla, desde el PSOE de Castilla-La Mancha siempre hemos tenido muy clara nuestra postura y hemos mantenido siempre la misma posición sobre este asunto. “Cuando estábamos en el Gobierno dijimos NO a la ubicación en Castilla-La Mancha de una instalación de este tipo, y ahora que estamos en la oposición seguimos diciendo NO. Antes de las elecciones dijimos NO y después de las elecciones seguimos diciendo NO”, argumentó.
Por último, la responsable socialista indicó que en estos seis meses de Gobierno han quedado al descubierto las “mentiras y los engaños” de Cospedal a los ciudadanos. “Dijo que no iba a tocar los servicios sociales y no ha parado de recortarlos; dijo que no iba a tocar el sueldo de los funcionarios y lo ha hecho; dijo que estaba en contra de la instalación de un cementerio nuclear en Castilla-La Mancha y ahora lo permite. Esta es su forma de actuar: Decir una cosa y hacer la contraria”, concluyó.