El PSOE denuncia la “chapuza” en la carretera del Barranco de la Hoz

El ejemplo más evidente es un tramo de más de 10 kilómetros de la GU-958, que da acceso al Barranco de la Hoz y al Parque Natural del Alto Tajo, en la comarca de Molina de Aragón. El tratamiento que ha recibido es tan superficial que incluso ha empezado a crecer hierba en medio del asfalto a los pocos días de su ejecución, tal como ha quedado de manifiesto en varias imágenes recientes.

El recorte del presupuesto impuesto por Guarinos ha impedido aplicar el refuerzo de firme previsto inicialmente, de manera que la actuación “se ha limitado a una lechada bituminosa, poco más que un riego asfáltico, en una carretera con un firme totalmente irregular, deformada y mordida en los bordes”, ha explicado el diputado socialista Julio García. El tratamiento utilizado sirve para impermeabilizar, pero de ninguna manera refuerza ni regulariza el firme.

El resultado “es lamentable a simple vista”, ha asegurado García. Sin embargo, lo peor es que “en pocos meses volverá a estar como antes, y lo que ha costado hacer la obra será un dinero tirado”, ha agregado. Por eso, el Grupo Socialista va a solicitar una reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan de Carreteras para pedir explicaciones sobre este proyecto, y solicitará a través de una moción que se extienda de inmediato una capa de aglomerado, que era el tratamiento previsto inicialmente en el Plan de Carreteras para este tramo.