El PSOE denuncia “caos e improvisación” en el inicio del curso escolar

 

Bellido ha detallado una serie de incidencias, entre las que ha destacado casos como el de Alcoroches. “Para el consejero debe ser muy normal que todavía, tres días después de empezado el curso, no se haya notificado ni a la alcaldesa ni a los padres el colegio al que deben ir los alumnos”, después de que el lunes se encontraran cerrada la escuela de la localidad. Como consecuencia, hay varios niños que aún no han acudido a clase. Además, ha recordado que la carretera que comunica Alcoroches con el centro escolar más cercano, en Checa, está cortada por obras, lo que obligaría a dar un rodeo que incluso atraviesa el territorio de la comunidad de Aragón.

Otras veces, como ha ocurrido en Hita –uno más de los pueblos que se han quedado sin escuela este curso–, el autobús ha empezado llegando con retraso. Mientras, en Anguita, el gasto en transporte y comedor que supondrá desplazar hasta Alcolea del Pinar a los ocho alumnos de esta localidad prácticamente equivale al sueldo del maestro que se ha suprimido. En total se han cerrado ocho escuelas rurales este curso en Guadalajara –Condemios de Arriba, Peñalén, Hita, Arbancón y Hueva, además de los tres citadas–, “un verdadero ataque a la supervivencia del medio rural, que nos causa especial preocupación”, ha asegurado Bellido.

La gestión de los centros que finalmente se han salvado del cierre también ha sido totalmente improvisada y carente de la mínima formalidad. La continuidad del colegio de Orea fue confirmada el sábado por la mañana mediante una llamada telefónica de la presidenta del PP de Guadalajara, Ana Guarinos, a una concejal del PP de esta localidad –gobernada por el PSOE– para que avisara al alcalde de que debía abrir la escuela el lunes. “Ha sido una demostración más de que este Gobierno no solo es un desastre por lo que nos quita, sino por la falta de interés y de atención a una región que no conocen”, ha asegurado el responsable socialista

Clases sin profesores en el Corredor del Henares

La situación no es mejor en el entorno de Corredor del Henares, donde todavía hay clases sin profesores en centros de Cabanillas del Campo, Villanueva de la Torre o Azuqueca de Henares.

Según Bellido, al capítulo de despropósitos se ha sumado el fallo de funcionamiento de un programa informático, que ha obligado a elaborar a mano los cuadrantes de horarios. “Todo esto le debe parecer muy normal al consejero de Educación y a María Dolores de Cospedal”, ha lamentado Bellido.

En el capítulo de recortes, ha recordado que el curso escolar empieza con 450 profesores menos en Guadalajara, mientras que hay casi 2.000 alumnos más. Como ejemplo, ha señalado el caso de Azuqueca, donde hay 23 profesores menos en cada instituto de Secundaria desde que gobierno Cospedal.

Además de masificar las aulas, una de las consecuencias directas es la desaparición de los profesores de apoyo para alumnos con necesidades especiales, que van a carecer de un recurso básico. También se están dando casos de docentes que deben dar clase en centros de distintas localidades. “Esta es la normalidad del Gobierno de Cospedal”, ha insistido.