El PSOE denuncia que una veintena de pueblos molineses están sin consulta de Enfermería

Esta situación se ha producido por la baja de uno de los dos profesionales de Enfermería de este centro de salud, que no ha sido cubierta. Mientras tanto, un solo profesional tiene que hacerse cargo de atender la totalidad de los 20 núcleos de población a los que da servicio, algunos de los cuales distan más de 50 kilómetros de Maranchón. Como consecuencia, los desplazamientos para atención de Enfermería han quedado limitados a la cobertura de urgencias y a personas que permanecen en cama.

La alcaldesa de Cobeta –una de las localidades afectadas–, Belén Pontero, ha explicado que numerosos usuarios tienen que recurrir a vehículos particulares de vecinos y familiares, o bien al transporte público, que les obliga a salir de casa a primera hora y regresar por la tarde, cuando la atención sanitaria tan solo requiere unos minutos. “Para cualquier persona es un trastorno, pero en el caso gente mayor, que son la mayoría en nuestros pueblos, resulta verdaderamente agotador”, ha señalado.

Pontero ha alertado, además, de que esta misma situación se repetirá de manera continuada durante los meses de verano por las vacaciones del personal sanitario. “Precisamente, cuando más vecinos tenemos en nuestros pueblos. Nuevamente se demuestra el abandono del Gobierno de Cospedal hacia esta zona de la provincia, donde los servicios sociales y sanitarios se están deteriorando cada día”, ha lamentado. 

Las otras localidades afectadas en esta Zona Básica, que suma unas 850 tarjetas sanitarias, son Ablanque, Algar de Mesa, Anchuela del Campo, Anquela del Ducado, Balbacil, Buenafuente del Sistal, Ciruelos del Pinar, Clares, Codes, Establés, Luzón, Mazarete, Mochales, Olmeda de Cobeta, Selas, Tobillos, Turmiel, Villar de Cobeta y Villel de Mesa.