El PSOE pide a alcalde que arregle todas las carencias de la Colonia Sanz Vázquez

El Grupo Socialista ha tomado esta iniciativa ante “el abandono en que el equipo de Gobierno de Román tiene sumida al área comprendida entre el barranco de La Olmeda y el nuevo barrio del Fuerte de San Francisco, que provoca incomodidades y riesgos para la seguridad y la salubridad a todos los vecinos residentes en la zona”, ha explicado Magdalena Valerio. “De hecho, son muchos los vecinos que a través de la asociación o de manera individual se han dirigido al equipo de Gobierno para exponer las graves carencias del barrio, sin obtener respuesta por parte de Román y sus concejales”, ha subrayado.

La falta de mantenimiento y de prestación de servicios municipales en la Colonia Sanz Vázquez durante los casi seis años que lleva Román como alcalde han provocado que, a día de hoy, existan “paseos, parques y zonas verdes intransitables, arquetas para recogida de aguas cegadas, rejillas de desagüe rotas, praderas de césped convertidas en vertederos, los canales del barranco de La Olmeda y el Fuerte de San Francisco estancados y transformados en cloacas al aire libre, pistas deportivas vandalizadas, aceras llenas de agujeros, con baldosas rotas y accesos para discapacitados intransitables, falta de mobiliario urbano y el poco que hay, muy deteriorado, y ausencia total de la policía de barrio”, ha resumido la portavoz socialista.

Ante la degradación que está sufriendo el barrio de la Colonia Sanz Vázquez y la Era del Canario, “impropia de una ciudad inteligente del siglo XXI como le gusta decir de forma rimbombante a Román”, el PSOE ha decidido exigir en el próximo pleno que el Ayuntamiento establezca un servicio suficiente y periódico de limpieza y mantenimiento en la zona, que arregle de forma inmediata el cerramiento de las pistas deportivas situadas en la parte posterior de la calle Cuba, que renueve e implante el necesario mobiliario urbano en las diferentes calles y zonas verdes, y que establezca un servicio de policía de barrio real, que tenga presencia diaria y atienda las necesidades de los vecinos y vecinas.