El PSOE quiere consensuar la Ley Electoral, pero no aceptará la “reforma trampa” del PP

Bellido ha recalcado que la forma en que el PP presentó su propuesta de reforma de la Ley Electoral –a las dos de la tarde del Miércoles Santo, sin haber hablado previamente con el PSOE- evidencia que “Cospedal está incumpliendo, una vez más, su palabra y un compromiso adquirido en su investidura, cuando dijo que modificaría esta Ley en consenso con la oposición, pero ahora vemos que era una mentira más, y ya van muchas, de la presidenta de la Junta y el PP”.

Para encontrar el punto de acuerdo, ha explicado, “García-Page ha planteado diversas alternativas que garanticen que el partido más votado, el que tenga un solo voto más que el resto, sea el que gobierne en la región”. Esas fórmulas podrían pasar por una circunscripción única, o que las cinco provincias tengan un número impar de diputados.

A juicio del secretario provincial del PSOE, “Cospedal no quiere realmente el consenso que se le ofrece, y prefiere imponer su reforma, porque está preocupada tras los resultados electorales de Andalucía y Asturias y sabe que, de celebrarse hoy elecciones en Castilla-La Mancha, no las ganaría”.

Pablo Bellido ha indicado que “es difícil de entender que en un momento de crisis como éste, en el que todos los días se imponen recortes y esfuerzos a la ciudadanía, el PP proponga que Castilla-La Mancha tenga 4 diputados regionales más”. Además ha criticado que “la reforma que plantea el PP no refleja los criterios de proporcionalidad de población en la representación que atribuye a cada provincia castellano-manchega”.