El PSOE valora las Ferias como “excesivamente caras” e “incómodas para los vecinos”

En opinión de la portavoz socialista, Magdalena Valerio, “sólo el buen tiempo que hemos disfrutado durante estos días, las ganas de diversión de la gente y la extraordinaria participación de las peñas han podido compensar la mala planificación del programa festivo realizada por Román y Carnicero”, pero esas circunstancias favorables “no pueden ocultar las carencias organizativas que han afectado a diversos actos de las Ferias”.

Las críticas de los concejales socialistas se centran en primer lugar en el elevado coste de las Ferias, que ha superado con creces el millón de euros, pese a “las mentiras del equipo de Román, que intentó hacernos creer que el presupuesto no llegaba a los 400.000 euros”. Otro ejemplo de “las mentiras y el despilfarro del PP” fue el desfile de carrozas, sobre el que “mintieron diciendo que costaba 25.000 euros, cuando la realidad es que el Ayuntamiento ha gastado más de 120.000 euros de todos los vecinos en un espectáculo que resultó largo y descoordinado, cuya relación calidad-precio probablemente tampoco convencía al propio Román y por eso ordenó a su concejal que intentara engañar a la ciudadanía con el coste”, señala Valerio.

Por otra parte, el Grupo Socialista califica como “equivocaciones evidentes” la elección de algunos espacios para albergar determinados actos de las Ferias, empezando por el lugar del chupinazo que “las propias peñas demandan que vuelva a la Plaza Mayor, como pidió también el Grupo Socialista varios días antes de que Román decidiera, sin ninguna explicación convincente, volver a realizarlo ante el Palacio del Infantado”. Como errores en la elección de espacios, el PSOE señala también “el pésimo cálculo sobre la demanda que podían tener algunos espectáculos musicales que se llevaron a lugares con un aforo limitado, como ocurrió con el concierto de Juan Valderrama en el Patio de los Leones al que no pudieron acceder numerosas personas, o meter 700 personas totalmente apiñadas y con un calor insoportable en el Foro de la Juventud para ver a Supersubmarina”.

En cuanto a los espectáculos taurinos y los encierros, Magdalena Valerio considera que “el hecho de haber tenido una corrida entretenida y vistosa el sábado no puede ser un espejismo para ocultar que el modelo actual está caduco y es necesario plantear un modelo de feria taurina que marque objetivos al menos para cuatro años, y no para cuatro días como se hace ahora”.

En este sentido, desde el Grupo Socialista se destaca que los encierros han sido sosos y sin emoción, por lo que “hay que retomar los encierros en puntas con reses que vayan a ser lidiadas por la tarde” y que durante los festejos “se ha visto demasiado cemento en la plaza de toros, debido al encarecimiento de las entradas para las corridas de toros y la práctica inexistencia de ventajas por adquirir abonos para toda la feria”. En otro tipo de festejos, como el Grand Prix, el Desafío Goyesco y el concurso de recortadores, “la falta de público ha sido aún más palpable”, dicen los concejales socialistas.

También en el desarrollo de los actos taurinos incide la portavoz municipal socialista en el “derroche de Román y su equipo”, ya que “el PP cambió el modelo de gestión, que hasta su llegada englobaba la organización de los encierros con la explotación de la plaza de toros, pero que ahora los separa con lo que el Ayuntamiento paga en cada feria 100.000 euros extras por los encierros”, lo que significa que “en cinco años Román ha gastado más de medio millón de euros en unos encierros que cada año son menos atractivos para los aficionados”.

A juicio del PSOE, también ha sido muy negativa la desaparición de espectáculos culturales en el teatro Buero Vallejo y la eliminación de espectáculos infantiles como el “Titiriguada” en los colegios, el concurso de pintura infantil y los espectáculos que se desarrollaban en la plaza de la Capilla Luis de Lucena o el parque de los Ingenieros Militares.

A todo esto hay que añadir los cambios de programación que se han realizado sin avisar, como ocurrió con la supresión del trofeo de kayak-polo, indica el Grupo Socialista, que también destaca negativamente el escaso seguimiento de público que han tenido las actividades deportivas como los torneos de fútbol-sala, fútbol, la exhibición de aeromodelismo o el triatlón.

Por último, los concejales socialistas critican también la disminución del número de atracciones en el Recinto Ferial, así como los elevados precios que los feriantes se han visto obligados a poner como consecuencia del incremento de los pagos que el Ayuntamiento les ha exigido este año y que, junto a la dispersión general de las Ferias, ha provocado que disminuyera la afluencia de público y las posibilidades de negocio de las distintas casetas instaladas.