El PSOE ve inaceptable la subida de precios del autobús por “desproporcionada e injusta”

al considerar que “va en contra de las economías familiares con un incremento de hasta el 27% los abonos más utilizados, que es nueve veces más del IPC actual, y va a provocar situaciones injustas al no introducir criterios de progresividad en relación con los ingresos económicos reales de los usuarios”, según ha explicado el concejal socialista Daniel Jiménez.

Jiménez ha hecho un repaso de la gestión del transporte público urbano realizada por el equipo de Gobierno del PP durante los últimos cuatro años “a base de ocurrencias y populismo, con el resultado de menos viajeros, encarecimiento de los billetes, más déficit para el Ayuntamiento y más subvención a la empresa concesionaria”, concluyendo que “las ocurrencias y el electoralismo de Román están hundiendo el servicio y al final siempre acaban pagándolas los ciudadanos”.

El concejal socialista ha recordado que hace menos de un año, pocos meses antes de las elecciones municipales, Román extendió la gratuidad del autobús a diferentes colectivos, medida de la que alardeó en su programa electoral y se comprometió a mantener, pero una vez pasadas las elecciones generales “da marcha atrás” y pasa “de las gratuidades a las arbitrariedades”.

Daniel Jiménez ha criticado diferentes aspectos de la subida del precio del autobús propuesta por Román. Por una parte, ha resaltado que va a subir hasta un 27% el precio de los abonos más utilizados y que las gratuidades previstas no tienen en cuenta la capacidad económica real de los usuarios, al baremarse únicamente en función de las retribuciones individuales del trabajo y olvidarse del conjunto de los ingresos y el saldo de las cuentas bancarias de la unidad familiar.

También ha considerado “poco rigurosas” las previsiones de número de viajeros para el año 2012 que hace el equipo de Gobierno, basándose en que el propio informe técnico que acompaña la propuesta de subida de las tarifas dice textualmente que “resulta imposible realizar un estudio comparativo de tendencias al tratarse de tipos de billetes totalmente nuevos”.

Y, en cuanto al coste del servicio de autobuses urbanos para las arcas municipales, Daniel Jiménez ha subrayado que “con las nuevas tarifas ni siquiera se va a conseguir un 10% de reducción de los 4,5 millones de euros que cada año cuesta el autobús urbano a todos los vecinos de Guadalajara”.

“El próximo año, Román va a conseguir un triste récord histórico: de cada 10 euros de coste del autobús urbano, sólo 3 euros los va a pagar el viajero y los 7 euros van a pagarlos el resto de los ciudadanos”, lo que supone que en los cuatro años de Gobierno municipal del PP “se ha duplicado el déficit del autobús urbano, que en 2007 nos costó a todos los guadalajareños 2,7 millones de euros y en 2011 nos va a suponer cerca de 4,5 millones”, ha dicho Jiménez.

El concejal socialista ha pedido la retirada de la propuesta de nuevas tarifas del autobús urbano y una nueva elaboración, consensuada con los ciudadanos, los conductores de autobús, la empresa que asesora al Ayuntamiento en materia de movilidad, los servicios municipales y los grupos políticos del Consistorio, para ofrecer un servicio “realmente útil, eficiente, coordinado y equitativo”, ya que “con la nueva ocurrencia de Román lo único seguro es que el servicio va a encarecerse para la mayor parte de los usuarios, que el conjunto de la ciudadanía va a pagar la mayor parte de un servicio que cada vez se utiliza menos y que se va a pasar de las gratuidades a las arbitrariedades”.