El Quabit BM Guadalajara se topó con el muro azulgrana (36-23)

No hubo opción de hacer más daño al líder, que acabó imponiéndose por un contundente 36-23. Pero independientemente del resultado, los de Guadalajara se presentaban en el Palau para ser competitivos y mejorar su juego colectivo de cara a los próximos enfrentamientos.
 Al descanso, la diferencia era ya de siete goles por debajo (18-11). En la segunda funcionó el rodillo de los de Toni Rubiella, quien sustituye a Xavi Pascual, recuperándose de una lesión cardíaca. Juanín García y Rutenka eran una pesadilla para el Quabit, ambos acabaron con siete tantos. Por su parte, Coque Fontenla, efectivo en el siete metros; Mateu Castellá, muy motivado ante sus familiares y amigos, que acabó anotando cinco goles, y Sergio de la Salud mantuvieron una renta honrosa ante una máquina de crear balonmano. “Estoy satisfecho. Hemos dado la cara ante un rival como el FC Barcelona. Hemos tenido momentos muy buenos, pero el esfuerzo se acaba pagando”, comentaba el técnico maño, que no pudo contar con el lesionado Mateo Garralda.  Ahora a pensar en el próximo partido contra el Ademar León en casa -sábado, 3 de marzo, a las 18.30 horas, en el Multiusos, y retransmitido por Canal Plus y Sportmanía-.

Ficha:
FC BARCELONA: Sjostrand (Saric, m. 31 a 60); Rocas (2), Igropulo (4), Sorhaindo (4), Viran Morros (-), Raúl Entrerríos (1), Juanín (7) –siete inicial–, Rutenka (7, 1p.), Víctor Tomás (2), Aguirrezabalaga (4), Sarmiento (3), Noddesbo (2) y Oneto (-).

QUABIT BM GUADALAJARA: Oliva; Fontenla (5, 3p.), Valles (3), Epeldegui (1); De la Salud (4), Rudovic (2), Parra (-) –siete inicial– Gómez (p), Blazevic (-), De la Rubia (-), Castellá (5), Reig (2) y Basmalis (1).

ARBITROS: García Serradilla y Marín Lorente Zapico (Colegio Catalán).
Excluyeron a Igropulo (2), Oneto y Aguirrezabalaga por el Barcelona; y a Blazevic, De la Rubia y Epeldegui por Guadalajara.

PARCIALES: 4-1, 7-4, 9-5, 14-7, 16-10, 18-11 (descanso). 22-12, 24-13, 27-15, 29-17, 33-19 y 36-23 (final).