El Quabit dispuesto a ir a Cuenca a traerse la victoria

Los alcarreños visitan una de las canchas más complicadas de la categoría, donde la afición aprieta con un gran ambiente y lleva en volandas a los suyos. De hecho, sólo dos equipos han conseguido sumar los dos puntos: Ademar León (24-27) y Cuatro Rayas Valladolid (20-32). Los conquenses, que se encuentran cómodamente instalados en la sexta posición con 17 puntos aspiran a estar más alto a pesar de las bajas importantes de Corzo y Capote. Sus dos cubanos han mermado el potencial físico del equipo de Zupo, que se ha visto obligado a fichar en el mercado de invierno: Pablo Simonet –el menor de los hermanos Simonet, que juegan en Francia y que fueron una de las señas de identidad del Torrevieja- y Agustín Robert –pivote argentino que procede del Pozoblanco-. Fernando Bolea es consciente de la pérdida de potencial y sobre todo de altura de los conquenses y mantiene la ilusión de dar la sorpresa en El Sargal. “Tenemos que ser ambiciosos. La gente está motivada y creo que llegaremos bien a un partido que será muy complicado. Es uno de los campos más difíciles de la categoría. Tenemos confianza, aunque nos enfrentamos a un equipo muy serio”, explica el técnico maño, valorando el buen momento de su equipo que ha llegado a acumular cinco jornadas consecutivas sin perder – dos empates y tres victorias- que le han alejado de la zona de descenso.
En los alcarreños continúa la duda de Mateo Garralda. El lateral navarro espera conocer el resultado de la resonancia magnética que descarte una dolencia más grave en el músculo sartorio de su pierna derecha. La semana ha sido “peculiar”, como calificaba el propio Bolea, por varias ausencias: Sergio Valles y Juan Basmalis han atravesado por un proceso gripal; Mateu Castellá y Andrés Epeldegui se han ausentado de algunas sesiones por motivos personales y laborales; y por último, Mateo Garralda, en observación y con la máxima cautela. El navarro podría jugar si sólo fuera una inflamación en la zona dañada.
Conquenses y alcarreños se conocen prácticamente de memoria ya que a lo largo de la temporada se han enfrentado en cuatro ocasiones. Tres en pretemporada, con resultado favorable para los de Guadalajara y otra en campaña regular –con puntos en juego- que dio el triunfo a los conquenses en el San José (28-31). Marco Gamuz –querido en Guadalajara por ser uno de los héroes del ascenso-, Sergio de la Salud y Jorge Oliva también han compartido camiseta y saben lo que es jugar en Cuenca y en Guadalajara. Sin duda, otro aliciente más para un derbi muy atractivo, que dirigirán los colegiados Raluy López y Sabroso Ramírez.