El Quabit sigue sin conocer el triunfo (26-25)

Los alcarreños están exhibiendo un buen juego ante rivales netamente superiores en presupuesto como Ademar, Atlético de Madrid y Naturhouse.

Los hombres de negro dominaron en el marcador en el primer tramo del partido (4-7). Pero los de Jota reaccionaron y no tardaron en igualar el choque.

A falta de cinco minutos para el descanso, un tanto de Sergio de la Salud devolvía una cómoda renta de dos goles a los de Guadalajara, pero las exclusiones de Rasic y Bozalongo provocaron que Naturhouse diera la vuelta a la tortilla (14-13).

En la reanudación, con el Quabit con cinco hombres sobre la pista, los riojanos se fueron hasta los tres goles de diferencia (16-13). El coraje alcarreño hizo que de nuevo las fuerzas se igualaran (16-15), pero un parcial de 3-0 obligó a Garralda a pedir tiempo muerto y serenar a los suyos. La renta empezaba a ser peligrosa (20-15) pero el Quabit nunca se rinde y comenzó a remontar para a falta de cinco minutos ceder empatar a 24. La descalificación de Rasic fue determinante porque en ese tiempo Paván y Capote sentenciaron a los alcarreños, aunque Coque Fontenla con un último gol puso la emoción hasta el final.

A falta de 33 segundos, Garralda pedía tiempo muerto para preparar la jugada del empate. Nacho Plaza se la jugaba y la fortuna no le acompañó. Gurutz Aguinagalde paró el balón que habría supuesto un justo y merecido punto.

El Quabit piensa ya en la visita de Cuatro Rayas Valladolid a Guadalajara -sábado, a las 18 horas, en el David Santamaría.