El seguntino Santos García Verdes, mejor chef medieval en 2011

En el fallo de los premios acontecido en la noche de ayer, el concejal de Turismo de Marvão, José Manuel Pires, alabó la calidad de los once pinchos y tapas presentados a concurso, al tiempo que subrayó las dificultades que los tres miembros del jurado, Guillermo de Llera, presidente de la Casa de España en Lisboa; Nelson Carvalho, coordinador del área técnica de la Escuela de Turismo de Portoalegre y Claudia Santiago, jefa de cocina de la Pousada de Santa María de Marvão, tuvieron a la hora de emitir su veredicto.
Marvão ha abierto sus puertas de par en par durante todo el fin de semana al IV Concurso Internacional de Pinchos y Tapas Medievales. Ayer sábado fue presentado en el inigualable escenario que compone el Castillo de la ciudad, restaurado con verdadero buen gusto. En su calidad de representante de la ciudad anfitriona, el concejal de Turismo de Marvão calificó como “un verdadero honor” al hecho de  haber recibido el IV Concurso de Pinchos Medievales”. Pires también definió a la Red de Ciudades y Villas Medievales como una “magnífica oportunidad turística para todos sus integrantes”.
La degustación popular en la que el público ha podido probar todas las tapas que compitieron en el concurso de ayer ha tenido lugar a lo largo de todo el fin de semana.  Su éxito va a significar, en palabras del concejal portugués, “el comienzo de una cultura de la tapa en nuestra ciudad, a juzgar por los comentarios que estoy recibiendo de nuestros hosteleros, pese  a que hasta ahora no había tradición en este sentido en Marvão”.
El primer premio logrado por el alcunecino tiene una dotación económica de 1.000 euros que han quedado muy por debajo de la ilusión enorme que le ha hecho obtener victoria. Emocionado hasta la lágrima, el joven cocinero recogía el galardón de manos del presidente de la Cámara de Marvão, Victor Manuel Martins Frutuoso, rodeado de los alcaldes y representantes institucionales de las ciudades que integran la Red, y arropado por su familia y por los 20 seguntinos que se habían desplazado hasta Portugal para presenciar el certamen gastronómico.
“Este premio tiene un valor enorme porque hemos competido con cocineros de primer nivel”, declaraba ayer García Verdes. Uno de los primeros en felicitarle fue el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre.  “Creo que para Sigüenza y para la Red el hecho de que el concurso haya salido de las fronteras de España es un nuevo logro. Marvão es una ciudad encantadora que nos ha acogido con una hospitalidad magnífica. Felicito a Santos García Verdes por su perseverancia y por la calidad de su trabajo culinario. La distinción que ha logrado le hace ganar enteros a la imagen gastronómica de nuestra ciudad”, subrayaba ayer el regidor seguntino.
El premio al pincho más original se lo llevó el cocinero hondarribitarra Iñaki Gezala Oyarbide, por su tapa “Betikoa”. El vasco también se mostró muy orgulloso de haber logrado el reconocimiento reivindicando productos locales como la anchoa o un tipo especial de berza que cultivan los caseros vascos. “No es lo mismo representar solamente a tu local, que a tu tierra”, remarcó ayer en este sentido. Por su parte, Txomin Sagarzazu, concejal de Cultura y Turismo de Hondarribia, afirmó sentirse emocionado con la puesta en escena que Gezala hizo de su tapa en el Concurso, incluyendo en la presentación los sonidos de su ciudad. “El pincho de Iñaki reúne en dos bocados todos los aspectos de la cocina vasca. Es enriquecedor que desde Euskadi hasta Portugal podamos coincidir en los mismos intereses con otras ciudades”, señaló el munícipe.