El Sigüenza FS dejó escapar tres valiosos puntos en La Salceda

Quizá un exceso de responsabilidad maniató a los de Javier Bodega en los últimos metros, además de la excelente actuación del portero visitante, sin duda el mejor del choque. Además el portero Oscar se tuvo que retirar ayer por una rotura de fibras. Su baja se une a las de Manuel, con osteopatía de pubis, a la de Pocho, que se pierde toda la temporada por una lesión de rodilla, y a la de Víctor, también convaleciente todavía de una rotura de fibras.

Los seguntinos salieron al campo con confianza en sus posibilidades. Bien pudieron adelantarse en los primeros veinte minutos, puesto que dispusieron de varias ocasiones claras de gol para haber hecho 1-0, incluido un balón al palo.  El AD Calera FS sí que aprovechó prácticamente su única ocasión clara para ponerse 0-1. La situación se agravó con el 0-2 que marcaron los visitantes gracias un error defensivo de los rojillos. Justo antes del descanso los seguntinos hacían el 1-2 que reflejaba en el marcador los méritos contraídos por unos y otros.

En la segunda parte el Sigüenza FS se fue claramente a por el partido, arriesgando arriba. Nuevas oportunidades más marradas, otro palo y el mazazo del 1-3 a falta de cuatro minutos para el final acabaron por minar la moral local. El gol lo hizo un zurdo pegando a la bola con su pierna mala. El balón tocó en el palo y entró. Bodega tomó entonces la determinación de arriesgar con portero jugador. Los seguntinos reclamaron además un penalti que hubiera supuesto el 2-3 que finalmente llegó a falta de veinte segundos. El marcador ya no se movió.

Con este resultado El Sigüenza continúa ahora en puestos de descenso. Los dos próximos partidos se antojan como cruciales para la resolución final de la temporada. En primer lugar el Sigüenza se va a enfrentar al Salesianos Ciudad Real en la localidad manchega y posteriormente recibe al Hotel Gran Sol de Montijo. Mantener la categoría pasa por afianzar estos seis puntos venideros y esperar el resultado del UD Guadalajara.