El Sigüenza FS se deja la victoria ante Pilaristas en los últimos dos minutos (4-6)

Una doble amarilla con expulsión del portero local, Gonzalo tuvo influencia en el resultado. Los goles de Pilaristas los marcaron Juan Rodríguez (2), Miguel Pérez (1), Alfonso Gómez (1), Carlos Rodríguez (2).

Los de Javier Bodega comenzaron muy bien el choque, puesto que nada más sonar el pitido inicial, a los 50 segundos, José Antonio Plaza adelantaba a los locales. Reaccionaron los madrileños con sendos empates, primero al madrugador 1-0 y después al 2-1 con el que el Sigüenza volvía a imponerse en el luminoso. Carlos Rodríguez empataba a dos para los visitantes poco antes de la conclusión de la primera mitad.

Los segundos veinte minutos comenzaban como los primeros, con el Sigüenza practicando su mejor juego y muy metido en el partido. Juan Campos traducía el empuje local en el 3-2. En ese momento llegaba la expulsión de Gonzalo por dos manos al borde del área “discutibles”, opina Carlos, el capitán local. En la inferioridad que llegó después de la expulsión llegaba el empate de los colegiales.

No se arredraron los seguntinos y, en lo que fue la tónica general del partido, los de Bodega volvían a adelantarse con el 4-3 en una jugada de estrategia de  banda. “En ese momento, a poco menos de diez minutos para el final, pudimos sentenciar el partido. Tuvimos varias ocasiones claras que lo hubieran decantado a nuestro favor, pero no entraron”, explica el capitán seguntino. El que sí entró fue un durísimo disparo lejano del capitalino Alfonso Gómez que suponía la igualada a 4 cuando los visitantes arriesgaban con portero jugador.

AA Pilaristas fue a por la victoria y siguió con el mismo esquema de juego. “También en ese momento tuvimos varios disparos campo a campo sin portero, que fallamos”, prosigue el capitán del Siguenza. Con el empate a 4 los madrileños aprovecharon una jugada desafortunada para adelantarse en el marcador por primera vez en el minuto 38 de partido. El Sigüenza se fue a por el empate con todo lo que tenía, arriesgando también con portero jugador, y lo que llegó al final fue el 4-6 que no refleja el buen juego de los seguntinos.

En las once jornadas que lleva disputadas la competición, el Sigüenza ha pagado su inexperiencia en la categoría. “Somos un equipo joven, es el primer año que competimos a este nivel, y nos faltan tablas. Creo que en la segunda vuelta lo vamos a hacer mucho mejor. Estamos siendo competitivos, y ese era nuestro primer objetivo”, dice el míster.

La salvación de la categoría pasa por no perder en La Salceda y esa es ahora la principal obsesión de los locales que son duodécimos, con 9 puntos, fuera de los puestos de descenso. La próxima jornada contra el Velada en  Talavera se antoja un partido muy difícil en un campo en el que todavía no ha ganado ningún equipo. La jornada 13 sí vuelve a ser decisiva. El Siguenza se enfrentará el día 3 de diciembre al Bargas Rallago en La Salceda en el que puede ser un duelo importante para la permanencia.