El Sigüenza se impone al Cabanillas B en La Salceda para terminar el año

La primera mitad fue muy igualada, prácticamente sin ocasiones de gol, con un mejor posicionamiento sobre el terreno de juego de los blancos, pero con peligro del Sigüenza en llegadas a la contra, sobre todo de David Santiago. Las defensas, prácticamente sin errores, prevalecieron sobre los ataques, destacando el capitán, Alvaro Santiago por un bando, y el central Cristian Sierra por los visitantes.

“En la segunda parte ellos han empezado mejor”, reconocía ayer el míster, Cesar Lozano. Los cambios que introdujo el entrenador le dieron más mordiente a los seguntinos que empezaron a combinar mejor en zona de enlace, aunque la primera gran ocasión del partido la tuvo el Cabanillas. Angel Luis atajó perfectamente el mano a mano, precisamente cuando el conjunto arlequinado comenzaba a desperezarse y a llegar con más profundidad.

Mediada la segunda parte, y fruto del incipiente dominio de la medular llegaba el primer y único tanto del partido. El cuero, partiendo de una buena combinación del centro del campo, llegaba hasta el juvenil Víctor Cañamón en línea de tres cuartos. “Según lo comentado en el vestuario, le dije que llegado el momento tomara él la decisión de pasar en profundidad, intentar la jugada individual o incluso disparar”, explicaba Lozano. Así lo hizo el chaval. Después de que un lanzamiento anterior se le fuera  desviado, Víctor hizo un gol de bella factura colocando el cuero donde duermen las arañas, en la misma escuadra  cabanillera después de profundizar unos metros. Sin duda, fue lo mejor del partido.

El CD Sigüenza, poco a poco, de la mano del míster, va adquiriendo un juego compacto, basado en el colectivo y con muchas ayudas. “Cuento con una plantilla comprometida con el juego colectivo, trabajadora y no exenta de calidad. Entrenan con intensidad e ilusión. El de hoy era el partido más difícil de los que hemos tenido jugado hasta la fecha en casa, y lo hemos sacado adelante jugando los 90 minutos a un ritmo muy elevado. Dejando nuestra potería a cero, sabemos que tenemos muchas posibilidades de ganar”, decía ayer el Lozano.

En el año 2013 el equipo seguirá luchando como conjunto para ocupar la posición más alta posible en la tabla. “La temporada es muy larga, con seis meses después de la vuelta de vacaciones. Iremos viendo entonces cuál es nuestro techo con el objetivo de que la gente se lo pase bien, aprenda y mejore”, terminaba el míster.

Categorías inferiores
Justo después del Segunda Autonómica los juveniles arlequinados se enfrentaban al Guadalajara B. Los capitalinos apretaron mucho en la primera parte. De forma justa el resultado reflejaba un 0-1 a su término. Los doncelinos, que no se arrugaron en ningún momento, trabajaron según el planteamiento establecido, pero el Guadalajara mostró más ritmo en la presión.

En el vestuario el entrenador, Chema Mayor, les conminó a adelantar la línea defensiva y a ocupar más espacio en el centro del campo, por donde llegaba el mayor peligro rival. Sin embargo, y cuando mejor jugaban  los doncelinos,  los alcarreños hicieron el 0-2 en una jugada aislada. A partir de ese momento utilizaron su experiencia en competición para dormir el partido. El Sigüenza, volcado, no pudo conseguir la heroica. En partido aplazado, los cadetes del Sigüenza perdieron contra el Dínamo de Guadalajara por 9-0.