El Sigüenza sigue en racha (2-3)

Animados por el juego y la superioridad que se veía en el campo, los de Paco Maestre dispusieron de varias ocasiones claras para hacer el 0-2. Zaci y Santi lo tuvieron en sus botas, pero el cuero no quiso entrar. También protestaron los seguntinos un posible penalti cometido sobre Mata que el árbitro no señaló. Y como fútbol es fútbol, en el último suspiro de la primera parte fue el Azuqueca el que sorprendía a la contra un exceso de confianza de los visitantes. El gol volvía a meter a los locales en el partido, animados por un público entusiasta que sabía de la importancia para los suyos de los tres puntos en juego hoy.
El descanso le sentó bien a los arlequinados. Nada más comenzar la segunda parte se adelantaron de nuevo cuando de nuevo Alvaro Santiago templaba bien un córner al segundo palo para que el goleador Zaci hiciera el 1-2 de cabeza. Corría el minuto 50. El CD Sigüenza dominó a placer desde entonces. En esta racha dulce de juego llegó el 1-3 en una jugada en la que intervino el ataque visitante, con toques sucesivos, hasta que Zaci, en una apertura a banda, dejó sólo a Miguel Sanz. El delantero batió al portero azudense a media altura, después de engañarle con un buen amago. El partido estaba finiquitado en el minuto 61.
Maestre optó entonces por dar minutos a jugadores menos habituales, rotando el equipo.  Sacó a Sergio Cañamón, a Pablo y a Carlos. Los suplentes le dieron continuidad al juego arlequinado. De hecho Sergio tuvo en sus botas el 1-4 cuando  su vaselina superaba al portero azudense, pero se marchaba fuera por poco. El CD Sigüenza seguía buscando el cuarto, que estuvo muy cerca, pero acabó llegando el 2-3 definitivo, de nuevo en un contragolpe ya en el minuto 90. No hubo tiempo para más.
El próximo día de Jueves Santo juega el Sigüenza contra el Illescas B en la Salceda a las 17:00 horas con la única baja de Ali, que ha dejado el equipo fichado por el Atlético Pinto, un  equipo de tercera división madrileño, lo que indica que la calidad de los futbolistas del CD Sigüenza no pasa desapercibida para los ojeadores.