El sindicato de funcionarios se moviliza frente a los nuevos recortes “Cospedal”

 

Además, la Central sindical independiente y de funcionarios cree que “la sucesión de recorte-congelación-recorte en nuestras nóminas, unido a la subida constante del IPC, supone una pérdida de poder adquisitivo por encima del 20% para más de 70.000 empleados públicos en Castilla-La Mancha”.

Para CSI-F estas medidas son, además, “una agresión brutal a los funcionarios, laborales y estatutarios de la JCCM que, tras un vergonzoso proceso de criminalización y linchamiento, vieron reducidas sus retribuciones en Madrid y ahora vuelven a ser recortadas en Toledo. Dos restricciones salariales, cientos de interinos a la calle, bajas que no se cubren, oferta pública de empleo paralizada y escandalosa disminución de la tasa de reposición crean un
desolador panorama en la función pública de nuestra Comunidad. 3º) Cospedal, al igual que Zapatero, opta por la medida más sencilla y cobarde que es recortar a los empleados públicos, colectivos muy controlados cuyas nóminas son fáciles de reducir y manipular. Y todo esto sin informar a los representantes de los trabajadores. No hay medidas valientes que afronten la economía sumergida de autónomos y empresarios, que acaben con la evasión de impuestos o que graven las rentas más altas”.
CSI-F se pregunta qué va a pasar con tantísimo mileurista de la JCCM cuya nómina, en muchos casos, constituye el único ingreso de la unidad familiar.