El Team Alcarria participará en la Panda Raid 2012 con el apoyo de Yebes

En total, 4.500 kilómetros por las arenas del desierto del Sáhara y tramos en los que se entremezclan asfalto, caminos pedregosos y pistas de vegetación, desde la cordillera del Atlas hasta el litoral atlántico.

El equipo ‘Team Alcarria’ tenía claro que querían un vehículo matriculado en Guadalajara. No fue fácil dar con un modelo que cumpliera ese requisito y, tras meses de búsqueda, al final lo encontraron. A sus 93 años, Saturnino conservaba en un loable estado el SEAT Panda que adquirió hace 25 años. Un modelo de 1986 con matrícula GU-2722-D al que hubo que hacer algunos retoques. Juancho ha dedicado decenas de horas al montaje del motor, que se ha remozado por completo. Entre otros equipamientos, el coche lleva barras antivuelco y se ha elevado algunos centímetros el chasis para adaptarlo a las condiciones del terreno que se van a encontrar en la ruta.

Juancho y Abraham han empleado más de ocho meses para hacer realidad esta aventura solidaria. En el mes de julio enviaron un amplio dossier sobre este proyecto al Ayuntamiento de Yebes para el que solicitaban colaboración. Joaquín Ormazábal reconoce que “desde el primer momento el equipo de Gobierno coincidió en que merecía la pena que nos volcáramos para hacer posible ese anhelo”. Ese patrocinio se ha concretado con el lema ‘Ayuntamiento de Yebes, Municipio Solidario’, leyenda que se puede leer en el capó del vehículo. “Había que hacer un esfuerzo para apoyar esta empresa porque es una satisfacción que un vecino nuestro pueda llevar un mensaje de esperanza a decenas de niños que necesitan de nuestra solidaridad y que les están esperando con los brazos abiertos”, advierte el alcalde de Yebes.

El Ayuntamiento de Yebes ya ha contactado con la asociación ‘Camino al Sur’, que desde hace años trabaja con los pueblos de la región de Errachidia que verá pasar a la caravana del Panda Raid. Será la encargada de repartir los más de 1.500 kilos de material escolar que llevarán los participantes y que irán a parar a 2.200 niños y niñas de una docena de escuelas de esta zona desfavorecida del sudeste de Marruecos. Ormazábal ha reiterado el compromiso del ayuntamiento yebero de enviar el material sobrante que el ‘Team Alcarria’ ha recogido y que no podrán cargar durante el viaje.

El primer edil ha puesto de manifiesto el “carácter humanitario” de este raid, que es ajeno al afán de competitividad que caracteriza este tipo de pruebas deportivas. Juancho y Abraham solo dispondrán del libro de ruta, los mapas y una brújula para orientarse en el desierto y, en caso de extravío, podrán hacer uso de bengalas para señalar su posición. Serán un total de nueve etapas en las que no solo se pondrá a prueba la resistencia de los coches sino también la pericia de los equipos para sortear las dificultades que surgirán durante el viaje. “Aunque suene a Perogrullo, en la Panda Raid es tan importante participar como llegar al destino”, concluye Ormazábal.