En el pleno del ayuntamiento gallardo se sortearon los presidentes y vocales de las mesas electorales

Mediante sorteo público, la corporación municipal nombró a los  seleccionados y dio validez a la lista designada, cuyos  componentes conocerán su condición en los próximos días mediante comunicación oficial.

En Marchamalo están llamados a las urnas un total de 4.362 votantes, casi un millar más que en las pasadas Elecciones Generales del año 2008, y se constituirán un total de ocho mesas electorales, dos más que entonces, repartidas entre dos colegios electorales, uno ubicado en el edificio de Educación Infantil del CEIP ‘Cristo de la Esperanza’, en la calle Eras Blancas, y otro en las instalaciones del Ateneo Arriaca, en la calle Cercado.

Por otro  lado, y aprovechando la convocatoria extraordinaria a reunión de pleno, el equipo de gobierno aprovechó para aprobar dos acuerdos en materia de gestión de los servicios deportivos municipales de la localidad, en ambos casos por unanimidad.

En primer lugar, se acordó la modificación de la ordenanza fiscal que regula las tasas por utilización de las instalaciones deportivas municipales, en lo que se refiere a la piscina  cubierta del Complejo Deportivo ‘García Fraguas’, con objetivo de ofrecer nuevas posibilidades para el alquiler de calles a asociaciones y clubes deportivos. De este modo, dispondrán de nuevos paquetes horarios semanales que se adecúen a sus necesidades en aquellos horarios de baja ocupación en el vaso de la piscina.

Por último, el pleno respaldó la futura firma de un nuevo convenio de colaboración, esta vez a suscribir con el Club Gimnasia Rítmica de Guadalajara, gracias al cual éste aportará monitores deportivos para instruir a las nuevas alumnas de la recientemente constituida Escuela Municipal de Gimnasia Rítmica.

En los compases iniciales del pleno se suscitó el debate sobre  la posible grabación de las sesiones plenarias, debido a recientes discrepancias sobre las actas del pleno. El Alcalde, Rafael Esteban, recordó su intención de “presentar un nuevo reglamento que regule la celebración de las sesiones plenarias, en el que dejaremos constancia de la posibilidad no sólo de grabar el audio de las sesiones, sino de hacerlo en vídeo para que los ciudadanos puedan visionarlos”.