Este jueves entrará en servicio la variante de Fontanar

En cuanto a la variante de Fontanar, el Corredor del Henares, ha destacado el consejero, “es una de las zonas con mayor desarrollo demográfico y de actividad económica de España, y el Gobierno regional está acompasando ese crecimiento con inversiones en infraestructuras y equipamientos para responder a las nuevas necesidades”.

Esta variante tiene una longitud de 7,75 kilómetros y en su construcción se han invertido 12,15 millones de euros y supone una mejora sustancial de la seguridad al evitar el tráfico dentro del núcleo urbano, a la vez que supone un ahorro de tiempo y costes para el tráfico.

La variante se ha diseñado con una anchura de 9 metros, con calzada de 7 metros y arcenes de 1 metro y se han proyectado tres conexiones: la primera con la carretera de Marchamalo, una glorieta para el acceso al Parque Industrial y otra glorieta para conectar con la CM-101. Además, se han construido 3 pasos superiores, 2 pasos inferiores y un viaducto.

También finalizan las obras del proyecto de acondicionamiento de la carretera CM-1003, en el tramo Hita-Miralrío, de 12 kilómetros de longitud, en las que se han invertido 4,6 millones de euros.

Esta carretera se localiza en la zona central de la provincia de Guadalajara, al norte de la capital, próxima al borde de la zona oriental del Sistema Central, Dicha zona se encuentra encajada entre las comarcas naturales de La Alcarria y La Campiña.

Los términos municipales por los que discurre el tramo objeto de acondicionamiento son los de Hita, Casas de San Galindo y Miralrío.

Con la mejora de la carretera, se ha conseguido garantizar el tránsito de los vehículos en condiciones de seguridad, mejorar la comodidad de la circulación y reducir los tiempos de recorrido.