Fiestas de Cabanillas: Tarde de Trial, Rock y Cena de Peñas

Gran éxito del espectáculo de moto-trial en la Plaza de Toros, mientras que en la Plaza del Pueblo se sirvieron mil raciones de barbacoa, y se disfrutó del rock de Ángel Caído

El calor sofocante de la jornada no impidió este miércoles que las actividades de tarde del programa de Fiestas en Cabanillas se desarrollaran con gran éxito y participación. Alrededor de un millar de personas cubrieron la mitad del aforo de la Plaza de Toros, donde desde las 19 horas se celebró un espectáculo de moto trial, que hizo las delicias de los amantes del motor y de las dos ruedas.

Dos pilotos vascos de primer nivel participaban en este «Moto Trial Show», Xuban y Jon, disputando diferentes pruebas acrobáticas, de equilibrio o velocidad entre obstáculos. os pilotos fueron muy aplaudidos por el público cabanillero, y demostraron una gran capacidad y dominio de estas potentes máquinas, capaces de escalar obstáculos que parecen imposibles.

Tras el trial, la actividad se desplazaba a la Plaza del Pueblo, donde a las 21 horas se empezó a servir la Cena de Peñas de este año. Se repartieron algo más de un millar de raciones de barbacoa entre los peñistas de la localidad, en una cita que cumple cinco años en este 2019, y que cada vez cuenta con más respaldo popular.

Las mesas y bancos se fueron llenando del multicolor de las camisetas de los distintos peñistas, y a eso de las 22 horas ya había culminado el servicio de todas las raciones.

Para amenizar la sobremesa, el grupo cabanillero «Ángel Caído» ofrecía un estupendo concierto de rock, con versiones de grandes clásicos en español, en una formación de sonido muy limpio y reconocible, con voz, guitarra, bajo y batería, y sin necesidad de más alardes. El concierto tenía un fin benéfico, ya que se recaudaron fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer, a través de la venta de papeletas para un sorteo de regalos, y de donativos depositados en huchas solidarias.