Francisco Domingo: “Pedimos la auditoría al Tribunal de Cuentas para mejorar nuestra gestión, y eso es lo que estamos haciendo desde hace años”

“Conviene no olvidar que pasamos años clamando en el desierto de anteriores gobiernos municipales por una fiscalización de nuestra hacienda local que finalmente hemos acometido, como tantas otras cosas, durante nuestro mandato”, señalaba esta mañana el alcalde de la ciudad, Francisco Domingo.

“La solicitud de auditoría supuso un esfuerzo común de transparencia y honradez que no tenía precedentes en el Ayuntamiento seguntino. Lo hicimos por dos motivos: porque entendemos que el ciudadano tiene el derecho de conocer la realidad municipal, sin tapujos y por encima de la demagogia electoralista, y para que auditores externos nos dijeran cómo podíamos mejorar la gestión municipal, que tenía y tiene vicios adquiridos desde hace mucho tiempo que se intentan corregir poco a poco”, añadía Julio Alvarez, concejal de Urbanismo. De esta manera, Alvarez ponía el acento en la vocación “inequívocamente constructiva con la que recibimos el informe de la auditoría”, señaló.

En este mismo sentido el alcalde ha añadido que el informe ha servido para detectar fallos y mejorar procedimientos de gestión como el archivo de documentos, la actualización del inventario de bienes o la creación de una relación de puestos de trabajo, que ya redundan, o redundarán en un futuro próximo, en una mejor y más rápida atención a los ciudadanos. “Pedimos la auditoría al Tribunal de Cuentas para mejorar nuestra gestión, y eso es lo que estamos haciendo desde hace años”, explicó.

En cualquier caso, el Equipo de Gobierno de Sigüenza defiende su gestión de los últimos ocho años recordando que, a pesar de la crisis y de la escasez de recursos  y de personal con que cuenta el municipio, el Ayuntamiento ha invertido, o coordinado la inversión, de más de 35 millones de euros en la ciudad y sus 28 pedanías anexionadas. “Y lo hemos hecho reduciendo en un millón de euros la deuda de seis que dejaron los anteriores gobiernos populares”, enfatizó Domingo.

La mayoría defectos en la gestión señalados por el informe del Tribunal de Cuentas obedecen, en general, a errores administrativos “fruto de la escasez de medios del ente local seguntino, singularmente ejemplarizada en la continua rotación de técnicos del grupo A, pero en ningún caso se pueden señalar como ejemplos de ausencia de rectitud o limpieza en la gestión política, en el sentido que desgraciadamente estamos acostumbrados a ver en las noticias sobre algunos ayuntamientos”, opina Alvarez. Cabe destacar que el trabajo de los ediles en Sigüenza, como en muchos ayuntamientos pequeños, “es altruista o, a todas luces, insuficientemente pagado y que, al menos en este equipo de gobierno, nadie está ahí por intereses sino por contribuir de buena fe con su ciudad y comarca”, añadió el concejal.

Haciendo su valoración general de la auditoría, Domingo afirmó esta mañana que el documento analiza años pasados (2006 y 2007) y detalla prescripciones “que en muchos casos se han puesto ya en marcha”. Al igual que Alvarez el alcalde de Sigüenza destacó que “no hay ningún expediente de alcance contable, es decir, que los años de urbanismo desaforado no han afectado en lo más mínimo a la rectitud en la gestión en la ciudad”. Consecuentemente, “las cuentas auditadas tienen justificado hasta el último céntimo”, prosiguió. 

Por su parte Alvarez sostuvo que en las dos últimas legislaturas “se ha producido una reorganización interna considerable del Ayuntamiento, sin duda susceptible de seguir mejorando debido a las inercias acumuladas”. La auditoría hace precisiones técnicas específicas para las que, “pese al esfuerzo que hace, el Consistorio no tiene recursos ni personal suficientes para acometer en su totalidad”, continuaba el titular de Urbanismo.  “Querámoslo o no, ésta es la realidad de la administración local”, zanjó.

En su calidad de portavoz del Grupo Independiente IpS, Alvarez aseguró, como ya lo hiciera en la presentación pública del anteproyecto de informe de auditoría que tuvo lugar el 13 de diciembre pasado, que “estamos satisfechos con las conclusiones del informe y con la evolución del pacto de gobierno que suscribimos en 2007, un pacto que juzgamos positivo para la ciudad, muestra del cuál es el ejercicio de trasparencia que supone esta primera auditoría, nunca antes realizada en el Ayuntamiento de Sigüenza”.