Gregorio Martínez Chiloeches, apicultor de Horche: “Me gusta que mis envases queden bonitos”

Para Gregorio, a la hora de vender su producto es muy importante el envoltorio en el que se vende porque, tal y como ha dicho a este medio, “me gusta que mis envases queden bonitos” y así lo traslada al stand que ubica cada año en la Feria Apícola –este año internacional- de Pastrana.
En esta edición el almendro adquiere especial relevancia y es que, la familia de Gregorio Martínez ha apostado por decorar su stand a base de flores de almendro. Y va a Pastrana no tanto a vender su miel, sino como escaparate para dar a conocer en qué se diferencia su producto de otros. “A eso voy a Pastrana, donde busco que la gente vea la diferencia, pruebe mi miel, vea cómo adorno mis cerámicas, y que si en Guadalajara somos más de 20 envasadoras, que se sepa que no todos somos iguales” ha dicho. 
En cuanto a expectativas, la familia de Gregorio Martínez, sin olvidarse de la difícil situación económica que atraviesa España, reconoce que “cuando ha habido épocas de bonanza, nosotros hemos sido los pobres, la miel se pagaba muy barata y no había apenas demanda y nuestras colmenas sufrían infinidad de enfermedades…; ahora parece ser que la recuperación se ha notado, el precio ha subido y eso se nota en las ventas. Parece ser que, por una vez, la apicultura va a mejor”.
En cuanto al carácter internacional que tiene este año la muestra, para este apicultor de Horche está claro que “cuanto más se amplíe el abanico, las ventajas serán mayores, y ello contribuye a tener una mayor y mejor visión del sector a través de otros países, como es el caso de Argentina”.