Guarinos inicia el mandato con el anuncio de recortes en los órganos de gobierno y en las dietas de los políticos

 

“Estamos viviendo momentos de grave crisis económica, de incertidumbre y falta de confianza.  Muchas familias tienen a todos sus miembros en paro, muchos jóvenes, la mitad de ellos, están en el paro y el actual momento de crisis ha llevado a muchas personas a vivir por debajo del umbral de la pobreza. Por ello tenemos la obligación de gastar menos, de hacer más con menos, de demostrar a los ciudadanos que sabemos gestionar bien los recursos públicos, poniendo límite a los excesos en los que ha derivado nuestro Estado Autonómico y nuestra Administración Pública”, decía Guarinos en su intervención, en un discurso cargado de agradecimientos pero en el que se ha dejado notar claramente su intención de tomar medidas urgentes que contribuyan a afrontar la crisis con una menor dificultad.

Y para ello, ha anunciado que va a reducir en un 60% el número de vicepresidencias existentes en la actualidad, pasando de 5 a 2; los integrantes de la Junta de Gobierno pasarán también de 8 a 6, y se reducirá en un 20% el número de Comisiones Informativas Permanentes, de 5 a 4. Ha avanzado la rebaja de un 25% en las dietas por asistencia a órganos colegiados.
“Ha llegado el momento de poner en práctica el sentido común y comenzar a recuperar la credibilidad pérdida de los ciudadanos en la clase política. Ha llegado el momento de dar ejemplo” ha señalado, convencida de que eso es lo que demanda la sociedad hoy.
Pero al margen de las medidas de austeridad frente a la crisis, tras el capítulo dedicado a los agradecimientos, y con la ausencia de María Dolores de Cospedal, su presidenta regional, en el acto, por razones de agenda, Guarinos se ha declarado fiel defensora de la continuidad de las diputaciones, y de forma especial en provincias como Guadalajara.
“Soy de las que creen profundamente en las Diputaciones Provinciales y defiende a las Diputaciones Provinciales, más en una provincia como la nuestra donde la mayoría de los municipios carecen de medios materiales y personales propios”, decía Guarinos.
Y no ha querido olvidar referirse a los alcaldes, concejales y a grandes y pequeños ayuntamientos de Guadalajara, “a ellos debemos servir de manera prioritaria, defendiendo los intereses generales y los de esta Institución, por encima de cualquier otro tipo de consideración o interés”.
En este sentido ha anunciado trabajar para mejorar la red de carreteras provinciales y el mantenimiento de las mismas; la mejora de los servicios que se ofrecen desde la Corporación provincial, “con especial consideración a los de menor capacidad económica y de gestión”; impulsar las infraestructuras hidráulicas, y afrontar con empresarios y emprendedores iniciativas que contribuyan a superar la lacra del desempleo.
Según explicaba, su objetivo será y es ya el de trabajar en “la senda del consenso con trabajadores y sindicatos de esta casa, que son lo mejor que tenemos”.
“Hoy se inicia un gran reto para mí, el derivado de la responsabilidad que asumo, en cuyo ejercicio demando la colaboración necesaria y así lo solicito. Un mandato marcado por la humildad, la austeridad, la transparencia y la honestidad”, puntualizaba la presidenta de Diputación arropada por gran parte de la plana mayor de su formación política, algunos de ellos consejeros en el Gobierno de Castilla-La Mancha.