Guarinos: “Invertimos en la renovación de vehículos para garantizar la seguridad de los trabajadores”

De esta forma, la presidenta de la Diputación, Ana Guarinos, ha recordado la prioridad marcada por el equipo de Gobierno atendiendo “única y exclusivamente” a razones de seguridad y dando, al mismo tiempo, respuesta a una demanda que venían solicitando los propios trabajadores que prestan servicio a esta provincia. Se trata, en concreto, de la compra, por un lado, de nueve vehículos utilitarios y una berlina por importe total de 153.507,39 euros y, por otro, de 12 vehículos furgones por importe de 171.545,95 euros. En ambos casos, resaltó Guarinos, el informe técnico refleja la necesidad de estas adquisiciones “para la seguridad y el buen funcionamiento de los servicios”.
La presidenta de la Diputación, que estuvo acompañada en rueda de prensa por el vicepresidente y diputado delegado de Economía, Lorenzo Robisco, y por el diputado de Centros Comarcales, Octavio Contreras, ha lamentado la “absurda polémica malintencionada” por parte del Grupo Socialista, utilizando los instrumentos de trabajo para el personal de la Diputación Provincial. “Han tratado de hacer de la mentira verdad, y eso no lo vamos a consentir”, ha dicho Guarinos. “Quien así hace oposición demuestra desconocer la situación de esta Casa y los medios necesarios para su buen funcionamiento”, ha añadido apuntando que “no se puede jugar con la seguridad de las personas, porque cuando un vehículo ha agotado su vida útil, y muchos de los que tenemos han dado incluso la vuelta al marcador de kilometraje con más de 300.000 kilómetros, no renovarlo significa poner en peligro la seguridad de las personas y este equipo de Gobierno no lo va a permitir”, ha añadido.
“Tengo que decir que una de las primeras cosas que me planteó el diputado responsable de Centros Comarcales, Octavio Contreras, que conoce muy bien el Servicio, nada más llegar al Gobierno de la Diputación, fue la conveniencia de renovar algunos de los vehículos de la Casa que constituían un parque móvil antiguo, obsoleto e inseguro; por ello, enseguida nos pusimos manos a la obra para dar solución a lo que consideramos una herramienta de trabajo imprescindible para que los trabajadores desarrollen su trabajo en las mejores condiciones posibles”, explicó Guarinos.
Precisamente, Contreras explicó que los coches que se van a adquirir serán de gasoil y no de gasolina “como se compraban antes con el consiguiente coste superior”, y detalló el sistema de compra que se hará por compra centralizada, una forma “más rápida y mucho más económica”.

En este sentido, la presidenta de Diputación quiso zanjar la polémica alimentada por la portavoz socialista en la oposición afirmando que “es radicalmente falso que se haya adquirido un vehículo para Presidencia”. “Esta presidenta lo único que ha hecho ha sido reducir el gasto en esta partida, incluso en conductores”, ya que ahora se cuenta con uno menos, por todo ello “quien ha lanzado esta afirmación teniendo en cuenta la crisis y la difícil situación que atraviesan muchas personas de esta ciudad y de esta provincia, debería de plantearse abandonar la política por convertirla en una mentira”, ha remarcado Guarinos.
Por otro lado, y con respecto a los vehículos adscritos a Presidencia, Guarinos explicó que “desde el mes de junio, tan sólo se utilizan dos de los tres disponibles, concretamente dos Volskwagen Passat adquiridos en el año 2004, que se utilizan tanto por los miembros del equipo de Gobierno como por los técnicos que nos acompañan en los diferentes viajes por la provincia”. El tercero, un Peugeot 607, adquirido en el año 2004 por el Partido Socialista, “está parado en el garaje porque, cada vez que sale, hay una avería, y nos cuestan más las averías que el propio coche”. Para apoyar esta afirmación Guarinos dijo que el precio del coche fue de 32.647,04 euros “y lo que hemos pagado desde entonces en averías por el mismo supera ya el precio inicial, es decir, 37.008,24 euros, cerca de doce millones de las antiguas pesetas”.
Ni un solo euro para renovación de vehículos en el anterior mandato
Asimismo, la máxima responsable de la Institución Provincial quiso recalcar que esta necesidad “nos la encontramos porque en los últimos cuatro años, cuando el Partido Socialista gobernaba esta Casa, no se renovó ni un solo vehículo ligero”; a lo que añadió: “Que quede meridianamente claro que aquí se gastaba el dinero en otro tipo de menesteres, pues sí había dinero para gastar en el año 2010, por ejemplo, 265.000 euros en atenciones protocolarias y representativas, es decir, en comidas, viajes, merchandising, relojes, pulseras, etcétera; y en el año 2011 un total de 110.000 euros, ni un solo euro para invertir en la seguridad de los trabajadores”. “Los dirigentes socialistas tenían dinero para fiestas, comidas y artículos de lujo y de regalo, pero no para invertir en la seguridad de los trabajadores”, remachó.