Herrero comprueba las medidas del Plan de Vialidad invernal puesto en marcha por la Consejería de Fomento

Herrero ha declarado que “hemos comprobado que los 17 depósitos existentes en la provincia cuentan con 2.500 toneladas de sal, suficiente capacidad para garantizar la fluidez del tráfico y el tráfico seguro y que los ciudadanos puedan circular por las carreteras de Guadalajara, que era una de las preocupaciones fundamentales ante la época invernal”. 
El representante del Gobierno regional ha realizado estas declaraciones durante una visita a diferentes Centros de Conservación de Carreteras en la provincia de Guadalajara. Concretamente, Herrero, quien también ha estado acompañado del coordinador de Fomento, Antonio García Vega, ha visitado los parques de Sigüenza, Cifuentes y Villanueva de Alcorón.
La Junta de Comunidades ha provisto con más de 2.500 toneladas de sal los 17 almacenes existentes en la provincia. En cuanto a los medios, la Unidad y Servicios Periféricos de la Consejería de Fomento dispone en Guadalajara de una quitanieves dinámica con fresadora frontal, cinco quitanieves de empuje con cuña y repartidor de sal, siete camiones mixtos para vialidad invernal con cuchilla y repartidor de sal, tres quitanieves de apoyo y cuatro motoniveladoras. Además, y como medios de apoyo, también dispone de nueve camiones, cuatro de  ellos con posibilidad de llevar remolque. Como complemento, están repartidos por los diferentes parques existentes en la provincia tres minicargadoras, tres palas cargadoras, tres retroexcavadoras mixtas y dos tractores con pala.
Asimismo, Herrero ensalzado el esfuerzo del Gobierno regional a la hora de mejorar las instalaciones de los trabajadores en los Centros de Conservación de Molina de Aragón, Sigüenza, Cifuentes y Villanueva de Alcorón.
Herrero también ha valorado positivamente el primer Protocolo de Vialidad Invernal puesto en marcha por la Consejería de Fomento con el fin de dar respuesta a las situaciones de riesgo en las carreteras de la Junta de Comunidades ante fenómenos meteorológicos adversos, particularmente hielo y nieve, que se presenten durante la campaña invernal.