Iba a 223 km/h por Almadrones, en la A-2

Agentes pertenecientes al Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara que realizaban un servicio de control de velocidad detectaron un vehículo que circulaba a 223 km/h, en un tramo cuya limitación genérica es de 120 km/h superando, por tanto, en 103 kilómetros los límites de velocidad establecidos.

Estos agentes, ante la imposibilidad de alcanzar al infractor, dada la velocidad a la que circulaba, dieron aviso a otra patrulla de la Guardia Civil de Tráfico que se encontraba apenas unos kilómetros más adelante, en la misma autovía. Esta patrulla procedió a detener el vehículo e imputar a su conductor un delito contra la seguridad vial.