Jaime Carnicero se reúne con el presidente de la Junta de Cofradías de Guadalajara

Cuando la programación del Carnaval aún está por terminar, la Concejalía de Festejos continúa con su actividad porque tras la festividad de Don Carnal, llega la Cuaresma y después la Semana Santa que se celebra la última semana de marzo.

Precisamente, la preparación de la programación y los detalles de organización han protagonizado el encuentro que han mantenido esta semana el concejal de Festejos, Jaime Carnicero, y el presidente de la Junta de Cofradías de Guadalajara, Raúl Blanco Orozco.

El edil de Festejos ha querido trasladar, al también Hermano Mayor de la Cofradía del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz, los detalles de las obras del Eje Cultural, que no afectarán a los desfiles procesionales de Semana Santa, pero sí a la celebración del Corpus Christi, en el mes de junio, que también organizan las cofradías de la ciudad.

Por su parte, el representante de las cofradías de Guadalajara ha trasladado al Ayuntamiento algunos de los problemas y necesidades que tienen que afrontar las agrupaciones religiosas esta Semana Santa, ya que éstas tampoco son ajenas a la crisis económica y verán reducido su presupuesto.

Jaime Carnicero y Raúl Blanco Orozco han mantenido una primera reunión, a la que le seguirán más para terminar de confeccionar los detalles de organización de la Semana Santa de Guadalajara que está declarada de Interés Turístico Provincial.

Además, el concejal de Festejos, como otros años, tiene previsto mantener un encuentro, la próxima semana, con el resto de hermanos mayores o presidentes de las hermandades y cofradías de la ciudad con la intención de conocer de primera mano sus inquietudes y sus ideas para engalanar, en la medida de lo posible, las procesiones de la capital.