José Antonio Alonso cede más de 800 piezas para el Centro de Cultura Tradicional de Atienza

La presidenta, María Antonia Pérez León, ha señalado que este acuerdo “dotará de un contenido de privilegio al nuevo Centro, al servicio no solo del conocimiento de la tradición, sino también de la creación de empleo y riqueza en la zona, porque estamos convencidos de que va a ser un foco de atracción de visitantes”.

Por su parte, Alonso, que se hará cargo de la dirección del Centro, ha subrayado que “se trata de una colección reunida durante mucho tiempo para que llegue a las próximas generaciones en las mejores condiciones posibles”. Son piezas que corresponden a diferentes aspectos de la tradición de Guadalajara se expondrán con un marcado carácter didáctico, “para que los jóvenes aprendan a amar sus orígenes”, ha indicado.

La Diputación de Guadalajara ya ha adjudicado por un importe de 850.000 euros las obras del Centro de Interpretación, cuya duración prevista es de 12 meses, a partir de la firma del contrato. La intervención prevista respetará escrupulosamente el exterior del edificio, originario del siglo XV y reconstruido con su aspecto actual en el siglo XIX. A finales de los años ochenta del sigo pasado, fue objeto de una nueva intervención para dejarlo con su aspecto actual.

No solo se van a conservar los elementos más característicos –como el cordón que adorna la fachada y le da nombre, o una arcada interior–, sino que se va buscar la integración en la arquitectura popular de la zona. En el interior, que tendrá casi 800 metros cuadrados útiles repartidos en dos plantas, más de la mitad se destinarán a superficie expositiva, que albergará tanto una colección permanente como muestras temporales.

Además de las piezas de la colección Alonso-Calleja, el Centro podrá disponer también de fondos de otros servicios como la propia Escuela de Folklore o el Centro de la Fotografía y la Imagen Histórica de Guadalajara (CEFHIGU), que aportará documentación fotográfica, fílmica o sonora. En el futuro, también podría acoger aportaciones de particulares que quedarían en depósito.

Este proyecto formará parte de red de centros de atracción turística promovidos por la Diputación y distribuidos por diferentes lugares de la provincia, que contribuirán a reforzar la oferta ligada al patrimonio cultural. “Un patrimonio que no solo pretendemos mostrar sin más, sino también revitalizar mediante la interpretación, el estudio, la investigación y la difusión. En este caso, queremos aprovechar la tarea de recopilación de nuestra riqueza etnográfica desarrollada durante años desde la Diputación para sacarla a la luz y ponerla al alcance de todos”, ha indicado la presidenta.