La accidentabilidad laboral en la provincia se ha reducido un 44 por ciento en tres años

La Comisión Provincial de Seguridad y Salud Laboral analizó ayer los datos de accidentalidad laboral registrados en la provincia de Guadalajara durante el año 2010, que reflejan un descenso del número de accidentes del 44 por ciento durante los últimos tres años.

Tal como destacó la delegada de Empleo, Igualdad y Juventud, Elena de la Cruz, desde la puesta en marcha del Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla-La Mancha 2008-2012, suscrito por las organizaciones sindicales y empresariales de la región, se ha pasado de contabilizar casi 6.400 accidentes laborales en la provincia de Guadalajara en el año 2007 a los 3.575 registrados en 2010, lo que supone en términos absolutos 2.819 accidentes menos que hace tres años.

Elena de la Cruz indicó que “estos resultados se deben en gran medida al trabajo en común que están realizando los empresarios y sindicatos de Guadalajara”, por lo que animó a seguir intensificando las actuaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

En términos de variación interanual, los 3.575 accidentes laborales registrados durante el año 2010 en la provincia de Guadalajara supusieron un descenso del 7,2 por ciento respecto a los ocurridos en 2009. La tendencia a la baja de la siniestralidad laboral en Guadalajara se prolonga de esta forma durante 43 meses consecutivos.

Los mayores descensos en número absoluto de accidentes se registraron en el sector de la construcción, donde la reducción de la siniestralidad fue del 23 por ciento, en el sector industria, con una disminución del 13,3 por ciento, y en el sector servicios, con un 2 por ciento menos de accidentes laborales respecto a 2009.

En cuanto a la tasa de accidentalidad –número total de accidentes en relación al número de trabajadores en activo en la provincia-, también disminuyó en la provincia un 5,3 por ciento durante el año 2010. El sector que registró el mayor descenso de la tasa de accidentalidad fue el de la construcción, con una bajada de casi un 12 por ciento.

Respecto a las consecuencias de los accidentes laborales en la provincia de Guadalajara durante el año 2010, se registraron cuatro accidentes mortales: dos de ellos de tráfico –un itinere y otro en jornada de trabajo-, uno por patología no traumática y otro ligado a las condiciones materiales del lugar de trabajo.

Según la gravedad de las lesiones producidas en los accidentes laborales registrados, el 99,3 por ciento fueron leves, el 0,59 por ciento fueron graves y el 0,08 por ciento, mortales.