La Asociación Serranía apoya la “Consulta del agua” sobre la privatización del Canal de Isabel II

Para participar en la consulta, todos los vecinos de la Comunidad de Madrid dispondrán de una papeleta con el siguiente texto: “¿Está de acuerdo con que el Canal de Isabel II siga siendo 100% público? SI/NO”. Los requisitos para votar son residir en la Comunidad de Madrid y ser mayor de 16 años. Los organizadores, distintas asociaciones de vecinos, grupos ecologistas y sindicales, colocarán diversas urnas azules y coordinadas por los convocantes: las asambleas ciudadanas 15M de Madrid y la Plataforma contra la privatización del CYII. Los resultados oficiosos a nivel de Comunidad Autónoma de Madrid se publicarán al día siguiente. Se ha prohibido utilizar las mesas el 4 de Marzo con fines propagandísticos y partidistas inclusive a los convocantes, sino que se garantizará la libertad en el voto, como exige una consulta democrática de este calibre.

La consulta está dirigida a ciudadanos residentes en Madrid, pero la Asociación Serranía es conscientes que muchos ciudadanos procedentes de la Sierra tienen su domicilio habitual en la comunidad vecina. En este sentido, la Asociación Serranía anima a todos los serranos residentes en la capital a participar en esta consulta que pretende mostrar su rechazo a la privatización de una empresa pública que gestiona parte de los recursos hidráulicos de la Sierra Norte de Guadalajara.

SIN COMPENSACIONES

El Canal de Isabel II es la empresa pública que gestiona el ciclo integral del agua en Madrid. Abastece a más de 6 millones de personas y tiene beneficios de más de 100 millones de euros anuales para las arcas públicas. Su plantilla está formada por más de 2.000 trabajadores. El actual Gobierno de la Comunidad de Madrid ha confirmado que quiere privatizar esta compañía, en aplicación del art.16 de la Ley 3/2008, para convertirla en sociedad anónima. Una vez constituida la sociedad, se pondrán a la venta acciones de la misma, mediante la enajenación de hasta un máximo del 49% del Canal.

El accionariado de la nueva compañía se repartirá entre la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y los distintos ayuntamientos de la región vecina. Ningún municipio de la Sierra de Guadalajara participaría de este beneficio. Tampoco la Diputación Provincial de Guadalajara ni la Junta de Castilla-La Mancha.

La Asociación Serranía considera intolerable que un recurso que es de todos y que está casi regalado en origen, se vaya a convertir en un activo con el que se lucrarán compañías privadas.

El pantano de El Vado, operativo desde 1960, fue construido por el Estado. Está situado en territorio de la provincia de Guadalajara, pero su agua abastece únicamente a Madrid. El embalse recibe agua de la cuenca del Sorbe a través del Pozo de los Ramos. La presa de El Vado es la consecuencia de la anegación del pueblo del mismo nombre en la década de los 50 del siglo pasado.

La Asociación Serranía ya organizó hace un año un ciclo de charlas para profundizar en la explotación de los recursos hídricos de la Sierra, incluido El Vado. Para este año, la entidad tiene previsto elaborar un documento de análisis de este sistema de explotación que incluye el análisis de las escasas compensaciones -por no decir nulas- que ha tenido para Guadalajara la gestión de El Vado a manos de una entidad pública cien por cien madrileña.