La calidad de vida de las “féminas” de Cabanillas es una apuesta del Centro de la Mujer

La iniciativa surge por la existencia cada vez mayor de personas que, a raíz de la actual situación económica por la que atraviesa el país, se encuentran inmersas en un proceso de desánimo, falta de motivación y sensación de ausencia de salidas que les hace encontrarse en una mayor situación de vulnerabilidad social.
Con el proyecto se pretende ofrecer a sus participantes la oportunidad de cambiar de visión, de dotarse de habilidades personales o sociales para sentirse personas útiles en su entorno con capacidad de influencia. Estos elementos son clave para conseguir la integración y el crecimiento personal y social de el colectivo.
De este modo, la iniciativa propone el desarrollo de un programa de intermediación en el que se capacitará a las personas participantes de habilidades y técnicas que les ayuden y faciliten la integración con normalidad en todas las áreas de su vida, especialmente las sociales y laborales. Para ello, el proyecto contará con una parte práctica en la que se podrán desarrollar y afianzar lo aprendido a través de la realización de unas tareas encomendadas, solicitando para el desarrollo del mismo la colaboración de las empresas de Cabanillas del Campo.

Se trabajará con 16 personas en situación de vulnerabilidad social, que tras recibir capacitación teórica y práctica en aula, realizarán una práctica directa y real en la que podrán desplegar todas las habilidades aprendidas mientras realizan la labor de contactar y recabar datos de las empresas del entorno a través de encuestas.
La información recogida en dichas encuestas servirá para actualizar los datos existentes del censo de empresas, lo supondrá un crecimiento para la comunidad de cara a futuras actuaciones.