La Cámara de Comercio reconoce el embargo de sus cuentas y su sede

Este embargo se encuadra dentro de la débil situación financiera de la Cámara hecha pública por el actual comité ejecutivo desde el inicio de su andadura.

Cuando el actual Pleno se incorporó a la Cámara el 27 de abril de 2010, se encargó una auditoría que reflejó una situación de auténtica quiebra, la cual ha sido manifestada desde el primer momento.
Conocido el resultado de dicha auditoría, se procedió a interponer acciones judiciales en vía penal contra los anteriores gestores, asunto que está pendiente de resolución judicial. Entretanto, los procesos civiles de los acreedores han ido evolucionando provocando una situación de embargo que  a día de hoy se encuentra recurrido. Dicho embargo es producto de la adquisición de una sociedad anónima llamada Medicina Deportiva de Guadalajara que llevaba un proyecto implícito de construcción de un Centro de Formación que nunca llegó a ponerse en marcha, ya que previamente a su apertura -y antes de entrar el actual Pleno- fue paralizado por orden judicial a instancia de la Comunidad de Propietarios del inmueble. De este proyecto se han derivado obligaciones de pago que superan los 7 millones de euros.
El actual comité ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guadalajara ha venido informando -desde el principio y de forma regular- a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, administración tutelante de las Cámaras de la región, de las situaciones que se han ido produciendo como consecuencia de las resoluciones judiciales que vienen afectando a esta corporación.
En el comité ejecutivo celebrado en la tarde de ayer en la Cámara de Comercio de Guadalajara se acordó convocar un Pleno para informar y debatir sobre la situación actual de la institución.