La ciudad de Sigüenza aclama a Vicente Del Bosque

El seleccionador visitaba la ciudad poco después de cumplirse el primer año desde que la roja se hiciera campeona del mundo en Sudáfrica, que volvía a hacerle objeto de atención de la prensa nacional.

Nada más bajarse del coche, y de forma espontánea, el público le dedicó un aplauso sonoro. Con su llegada a Sigüenza, el míster cumplía la palabra que les había dado a sus amigos y excompañeros en el Real Madrid, Zoco y Pachín, y al organizador del campus, Jesús Garijo, de acercarse algún año a saludar a los chavales que conviven y se forman futbolísticamente en Sigüenza. Este año son 92. 

Antes que nada, el seleccionador ha departido con los jóvenes futbolistas, animándoles a seguir con su formación. Uno por uno Del Bosque ha recorrido todos los grupos de chavales, saludándoles, respondiendo a sus preguntas y firmando cuantas camisetas, balones y autógrafos le han solicitado. El míster ha tenido tiempo de recordarles que también las grandes estrellas de la selección un día fueron canteranos como ellos. Después de hacerse una foto conjunta con los todos los jóvenes futbolistas y con las autoridades locales que habían acudido a conocerle, Del Bosque ha atendido amablemente a los medios de comunicación allí mismo, sobre el césped artificial de La Salceda, junto al alcalde de Sigüenza. El seleccionador ha dicho que cuando este domingo los chavales terminen el campus, jugarán mejor al fútbol, “pero seguro que también serán mejores personas”. Igualmente Del Bosque ha agradecido en Sigüenza la simpatía que en todo momento y lugar demuestra el público hacia la selección nacional y hacia su persona, “que no ha decrecido desde que fuimos campeones”, señaló. Por su parte, José Manuel Latre, afirmó a continuación que la visita del Vicente del Bosque ha sido “un orgullo para la ciudad de Sigüenza”, destacando “la afabilidad y saber estar de la que siempre hace gala el seleccionador”. Pacientemente, el protagonista indiscutible de la mañana seguntina empleó más de 45 minutos en firmar todos los autógrafos que le solicitaron después de su improvisada rueda de prensa. “Vicente es un fenómeno. Cuando trabajaba en la ciudad deportiva del Real Madrid era el primero que llegaba y el último que se iba. Conocía a todos los canteranos del Real Madrid, y siempre tenía una palabra amable para los chavales”, así lo definía esta mañana su amigo Ignacio Zoco.

Antes de firmar en el Libro de Visitas de la ciudad en la Casa Consistorial, Del Bosque visitó el campamento de El Oasis, donde también tuvo una sonrisa y un momento para todo aquel que se lo solicitó. Al filo de la una de la tarde fue recibido de forma oficial por la Corporación Municipal de Sigüenza en el Salón de Plenos del Ayuntamiento. Allí, José Manuel Latre le hizo entrega de un grabado, obra del artista local Mariano Canfrán, y reconoció el protagonismo que ha tenido el Campus Zoco-Pachín para hacer efectiva la visita. “Vicente, nos hiciste vibrar el año pasado con el triunfo en el Mundial de la selección y también has demostrado hoy en Sigüenza ser una persona cariñosa y amable. Has atendido a todos nuestros niños con delicadeza, lo que nos hace admirarte todavía más”, le ha dicho Latre al seleccionador. En su intervención final en el Ayuntamiento, Vicente Del Bosque destacó la sana alegría que significa compartir un día de fútbol con los chavales que trabajan en los campus de verano, y concretamente hoy en el de Sigüenza. “Hemos tratado de que se sintieran arropados por el seleccionador”, ha afirmado, utilizando siempre ese plural mayestático que le caracteriza. El seleccionador terminó sus palabras dando “las gracias a la ciudad de Sigüenza por su  recibimiento y por el cariño que me han mostrado hoy”.