La Concejalía de Tráfico se adhiere a la campaña de la DGT para evitar distracciones al volante

Esta campaña tiene por objeto fundamental contribuir a la reducción de accidentalidad, toda vez  que una de las principales causas de los accidentes de tráfico lo constituyen  las distracciones en la conducción  y  entre ellas  una de las fundamentales es el uso indebido del teléfono móvil, infracción que se comete de forma frecuente  en las ciudades. La campaña también pretende concienciar a los ciudadanos de la importancia de la conducción responsable, pero va dirigida al mismo tiempo a peatones y ciclistas, donde es frecuente observar otros imprudentes comportamientos, especialmente en el entorno urbano.

Ésta infracción está penalizada, de conformidad con la Ordenanza General de Circulación del Ayuntamiento de Guadalajara con una multa de 200 euros y con pérdida de 3 puntos en el Permiso de Conducción. En la campaña realizada el pasado año durante el mes de abril, se formularon 11 denuncias. En los últimos años se ha incrementado el número de denuncias por este motivo pasando de las 6 en el año 2006 a las 327 el año pasado.

Según la DGT mientras se habla y conduce, se pierde la capacidad de mantener una velocidad constante, de guardar la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante y el tiempo de reacción aumenta considerablemente: entre medio a dos segundos, según los reflejos de cada conductor. En este tiempo que parece mínimo, se recorren entre 23 y 70 metros a 120km/h, lo que, evidentemente, es distancia más que suficiente para sufrir un accidente.

Por último se aconseja a los ciudadanos, sean conductores o no, disuadir a los conductores de llamar o coger el móvil mientras conduce. La campaña también incide en que antes de llamar a un móvil hay que pensar si el destinatario va conduciendo. En caso afirmativo es preferible no llamar.

La campaña a la que se ha adherido la Concejalía de Seguridad también señala a los peatones que, abstraídos en la conversación, caminan ajenos a los riesgos viales. Se recomienda desconectar el móvil sin manos libres mientras conduce porque nada puede ser tan urgente que compense el riesgo de sufrir un accidente. Por último, los teléfonos “manos libres”, los únicos permitidos, son menos peligrosos que los otros, aunque no disminuyen todos los riesgos.