La concentración contra los recortes en la Junta recuerda la última víctima en accidente laboral

Este viernes, trabajadores de la Junta, funcionarios e interinos, vestidos mayoritariamente de negro y apoyados por delegados sindicales de UGT, CC.OO y CSIF, han vuelto a manifestarse durante unos minutos ante las puertas de varios centros dependientes de la Administración regional, para mostrar su “rotundo rechazo” a las medidas de ajuste llevadas a cabo por el Gobierno de María Dolores de Cospedal.

Al final de la concentración se ha guardo un minuto de silencio en recuerdo al último fallecido en accidente laboral en la provincia, la segunda víctima mortal en lo que llevamos de año.

El secretario general de UGT, David Pinillos, ha vuelto a incidir en la necesidad de que se incrementen las medidas de inspección en las empresas, y ha pedido la colaboración de las administraciones y de los propios empresarios “para luchar contra una lacra mortal. El valor de una vida humana –ha dicho- no se puede medir y mucho menos cuantificar económicamente. Por ello, es importantísimo que todos trabajemos juntos para conseguir que no haya ni una sola empresa en esta provincia que incumpla las medidas de seguridad fijadas, con el fin de que todos los trabajadores se puedan sentir protegidos en su puesto de trabajo, desempeñen la tarea que desempeñen. Y en todo este camino la labor sindical es también esencial”.