La Confederación Hidrográfica del Tajo abre el paso inundable que une Carrascosa y Morillejo

Para conseguir el objetivo se ha construido un badén formado por una batería de ocho marcos prefabricados de tres metros de luz, dispuestos en tres filas de forma que permiten el paso de vehículos así como el paso del agua, quedando reducida la posibilidad de oclusión por la vegetación por la vegetación arrastrada o cualquier otro objeto flotante. Con el fin de proteger el paso de la erosión se han dispuesto dos losas de hormigón armado a la entrada y salida del paso. Sobre los marcos se ha colocado, conectando con los caminos de ambas márgenes, la una en Carrascosa y la otra en Morillejo, una losa armada que funciona como vertedero trapecial en avenidas.
La cimentación queda protegida con mantos de escollera aguas arriba y aguas debajo de la estructura. La actuación se ha realizado minimizando la afección al cauce y a la vegetación de ribera existente, restituyendo en cualquier caso, su estado natural a las superficies afectadas una vez finalizaron las obras.
Las actuaciones realizadas han sido la construcción de ataguía para el desvío de caudales, la demolición del paso existente y retirada a vertedero de escombros, la excavación de cauce y preparación del terreno, la construcción de losas y rastrillo de protección, la colocación de marcos prefabricados, la construcción de terraplenes de acceso, el hormigonado de la losa superior del paso, la construcción de escollera de taludes y protección de losas.
El presupuesto de ejecución por Administración ascendió a 231.366,72 euros. El alcalde de Trillo ha calificado la obra como muy necesaria, puesto que el recién reconstruido es el única vado posible del río en muchos kilómetros.