La Diputación ahorrará más de un millón de euros manteniendo la inversión en carreteras y el servicio de asistencia a los municipios

Las medidas se basan en una amortización anticipada de 7´5 millones de euros de préstamos – lo que supondrá un ahorro de más de seiscientos mil euros anuales – y en la disolución de los dos organismos autónomos, el de Recaudación y el Deportes, para transformarlos en servicios de la propia Institución provincial, tal y como acontecía hace algunos años. Gracias a estas iniciativas, la Diputación ahorrará más de un millón de euros a la vez que mantiene su inversión en carreteras y por supuesto su servicio de asistencia a los municipios.

La presidenta, Ana Guarinos, ha recordado que “la gestión del equipo de gobierno se basa en la austeridad, en la inversión y en el intento de crear y mantener empleo en la medida de nuestras posibilidades, lo que implica medidas que buscan la eficacia desde el punto de vista administrativo y económico”.

En este sentido, Guarinos ha denunciado “que cuando llegamos a la Diputación recibimos por parte del anterior equipo de gobierno una herencia compleja y complicada con un elevado endeudamiento, y un gasto de todo el remanente de tesorería que dejaba a la Institución sin el soporte económico que debería haber tenido de cara a las próximas anualidades”.
“Ante esa situación nos propusimos realizar una gestión basada en el ahorro y la austeridad. Ya anunciamos medidas el 20 de julio y recientemente anunciamos otras con cargo a órganos de gobierno que supondría un ahorro de aproximadamente 1´3 millones en los cuatro años de mandato, como el ahorro con cargo a personal de presidencia, con cargo a personal de grupos políticos o en gastos de representación”, ha añadido.

La reducción del endeudamiento

Por su parte, el vicepresidente y diputado de Economía ha anunciado que con la aplicación de estas medidas la reducción del nivel de endeudamiento pasará desde el 166% que se encontraron tras la gestión del anterior equipo de gobierno, al 125% a finales de año.

El diputado ha incidido también en la situación que se encontró a su llegada, – con una importante deuda en préstamos a la que se unió el requerimiento realizado por el Estado de devolución de la participación en ingresos del Estado de 2008 y 2009 –  y ha asegurado que “hemos tenido que ponernos los manguitos y trabajar para poder afrontar con esperanza el futuro de la Diputación poniendo orden y racionalidad en su funcionamiento”. 

A modo de ejemplo, Sánchez Seco ha lamentado la aprobación de un Plan de Carreteras que era inejecutable en los plazos establecidos con una financiación faraónica a base de un elevado endeudamiento, o la creación en su día de un Organismo Autónomo de Recaudación que, prestando los mismos servicios que el servicio que ya tenía la Casa Palacio, supuso un nuevo incremento del gasto. 

Ante dicha situación límite, el vicepresidente ha indicado que el trabajo realizado se ha centrado en un análisis de la situación y en una planificación de futuro basada en un plan de ahorro y austeridad de cara a la elaboración de los presupuestos, y en el ajuste y control del gasto. “Ahora la Diputación ahorra sin dejar de prestar servicios fundamentales como la atención y asistencia a municipios, mejorando la prestación en el servicio de recaudación, manteniendo los planes de obras y carreteras, y por supuesto, sin reducir todos sus servicios básicos y fundamentales”, ha concluido.

Carreteras  

Para terminar, el vicepresidente y diputado de Infraestructuras, Lorenzo Robisco, ha destacado la inversión de más de once millones de euros que se va a realizar en carreteras el próximo año 2.012, de los cuales cinco se destinarán a la zona de Molina, dos millones y medio a la zona de Sigüenza y tres millones y medio a la zona de Guadalajara. “Vamos a hacer las carreteras y no vamos a escatimar esfuerzos en generar empleo”, ha finalizado.