La Diputación aprueba 4,4 millones de euros en inversiones para un centenar de pueblos

El vicepresidente cuarto y responsable del Área de Infraestructuras, Julio García, ha subrayado que se trata “de la manifestación más genuina del compromiso de la Diputación con los pueblos de la provincia, porque llega a todos, y se distribuye con criterios de equidad y solidaridad, aportando más para los que menos tienen”. De hecho la inversión por habitante ronda los 10.000 euros en los núcleos menos poblados, mientras que se queda por debajo de los cinco euros en los de mayor población.

Durante este mandato, además, se ha elevado la inversión mínima de 30.000 a 37.500 euros y se ha reducido la aportación de los ayuntamientos. La asignación por cada pedanía se ha aumentado de 6.000 a 9.000 euros y, por primera vez, las EATIM han recibido 30.000 euros, de los que han podido disponer con autonomía.

Para hacer frente a ese esfuerzo, la Diputación ha incrementado su aportación anual en un millón de euros, de manera que ha pasado a financiar con fondos propios prácticamente el 50% del total de las inversiones. García ha destacado que este suplemento se ha mantenido a pesar de que los ingresos se han visto sensiblemente reducidos en los dos últimos años.

La mayor parte de las inversiones del Plan Provincial de 2001 se destinarán a pavimentación de calles: un total de 2,6 millones de euros para 58 actuaciones. Otros 930.000 euros se emplearán en 21 actuaciones de mejora de edificios municipales; 770.000 euros más para 16 obras hidráulicas, y 115.000 euros para tres proyectos de mejora de alumbrado. La aportación de la Diputación será de 2,4 millones de euros, por 1,2 millones del Gobierno de España y 800.000 euros de los propios ayuntamientos.

En el conjunto de las cuatro anualidades, los planes provinciales servirán para financiar un total de 369 actuaciones, en su mayor parte relacionadas con obras hidráulicas (145) y pavimentación de calles (156).

Previamente, se ha debatido a petición del Grupo Popular sobre el Fondo Regional de Cooperación Local (Forcol), programa establecido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para apoyar a los ayuntamientos. El PP pidió un pleno extraordinario sobre este asunto para reclamar el mantenimiento de los fondos incondicionados, utilizados para pagar gastos corrientes. Inicialmente, se habían suprimido como consecuencia del plan de contención del gasto aprobado por el Gobierno regional.

En la votación, la solicitud ha sido respaldada por 11 de los 12 diputados populares (uno de ellos no ha asistido a la sesión), pero ha decaído por el voto en contra del Grupo Socialista, cuyo portavoz, Rafael Esteban, ha explicado que se va a introducir una modificación para que los ayuntamientos puedan dedicar a gasto corriente los fondos recibidos, si es que lo deciden así. El diputado de IU se ha abstenido.