La Diputación aprueba las subvenciones para el comercio rural

El vicepresidente primero y responsable del Área de Desarrollo Municipal, Rafael Esteban, ha subrayado que las ayudas a los comercios rurales ubicados en municipios con menos de 250 habitantes se ajustan plenamente a los objetivos que la Diputación se ha planteado como prioridades para este mandato. “Queremos trabajar para superar obstáculos que frenan el desarrollo de nuestros pueblos –en especial de los más pequeños– creando fuentes de empleo y actividad económica para fijar población y, en definitiva, ofrecer mejor calidad de vida a todos sus habitantes”.

Estos establecimientos, ha asegurado, desempeñan un papel esencial en los pueblos de la provincia. “No solo ofrecen un servicio básico acercando a los vecinos alimentos y muchos otros productos de primera necesidad, sino que actúan también como punto de reunión y centro neurálgico en la vida del pueblo y en las relaciones entre los vecinos. Por eso, mantener abiertos estos negocios es esencial para que nuestros pueblos sigan teniendo vida, y a veces una pequeña ayuda supone un revulsivo suficiente para conseguirlo”, ha indicado.

La convocatoria de estas subvenciones se inició en 2008 y ha recibido una acogida muy favorable. Desde entonces se han repartido un total de 420.000 euros y unos 150 establecimientos han recibido ayudas para hacer frente a los pagos a la Seguridad Social. Este año, se ha aumentado en 5.000 euros la cantidad disponible hasta alcanzar un total de 145.000 euros.