La Diputación creará una vía verde en torno al Canal del Henares

Este mes concluirá la redacción del proyecto, que saldrá después a concurso con un plazo de ejecución previsto de seis meses y un presupuesto de unos cinco millones de euros, financiados con cargo al convenio entre la Diputación y la CHT.

“Creemos que el Canal puede tener rentabilidad económica más allá de la agrícola y una utilidad social si creamos este camino verde, con el que vamos a ofrecer también una posibilidad de ocio y deporte, de conocimiento del entorno agrícola y natural y de restablecer vínculos con nuestra historia”, ha explicado la presidenta de la Diputación, María Antonia Pérez León, durante la presentación del proyecto, acompañada por el director técnico de la CHT, Justo Mora, el presidente de la Comunidad de Regantes, Antonio Inés, y alcaldes de varios de los municipios por los que pasará la vía.

Pérez León ha recordado que, desde mediados del siglo XIX, el Canal del Henares ha sido el principal elemento vertebrador de la comarca, a la que ha dado personalidad propia. “Está en el origen de su desarrollo económico al posibilitar la introducción de cultivos de regadío en más de 7.000 hectáreas”.

“Nuestro objetivo es acercar a la población actual, tanto de los municipios atravesados por el canal como a otros visitantes, un corredor biológico que va a poner en valor los recursos naturales y ambientales de la zona. Queremos que sea un foco de atracción para el ecoturismo medioambiental y un lugar de esparcimiento para vecinos de estas localidades”, ha asegurado.

La vía verde permitirá observar un conjunto de obras hidráulicas de ingeniería de la primera mitad del siglo pasado que posibilitaron salvar los accidentes del terreno, como viaductos, saltos en desnivel, túneles y pozos de ventilación, cruces con otros arroyos, etc. Además, ofrece una vía de conexión con espacios singulares de los municipios por los que pasa.

El trazado discurrirá en paralelo al Canal, manteniendo siempre viables los caminos de servicio agrícolas. Tendrá una anchura variable entre 1,50 y dos metros, y su uso está destinado exclusivamente a senderistas y ciclistas.

Las actuaciones proyectadas consisten básicamente en extender un firme de zahorra, protegido por una talanquera de madera en el talud del Canal. Para salvar los cruces de un lado a otro se instalarán pasarelas de madera. Las principales obras hidráulicas que jalonan el recorrido serán restauradas y señalizadas para dar a conocer su uso, y se mejorará el entorno con árboles y vegetación herbácea controlada.  

La presidenta ha querido destacar que no va a interferir ninguno de los usos agrícolas habituales. Al contrario, el proyecto contempla la restauración de algunos tramos de caminos de servicio, labores de desbroce y, sobre todo, la ampliación de un pontón de cruce del Canal en cada municipio para facilitar el paso de vehículos agrícolas.