La Diputación da luz verde a nuevas inversiones en los pueblos de la provincia

dipugu_carreteras040113En los próximos meses, a través de los planes de la Diputación de Guadalajara se renovarán las redes de agua de la localidad de Monasterio, se arreglará un edificio municipal en Tendilla, se ampliará el cementerio de Torremocha del Campo y se pavimentarán calles en Aranzueque, Cañizar, Fuentenovilla, Hijes, Saúca y Valdeaveruelo.
La Junta de Gobierno de la Institución Provincial ha dado luz verde a estos nueve proyectos para mejorar diversas infraestructuras en otros tantos municipios, que supondrán una inversión global de 460.200 euros. El presupuesto asignado a cada de estas obras varía entre 37.100 y 87.000 euros, según el alcance y tipo de actuación de que se trate.
De esta forma, a través de la Junta de Gobierno, la Diputación de Guadalajara agiliza el proceso para hacer efectiva la ejecución de las obras lo antes posible, imprimiendo eficiencia en la gestión de los recursos, máxime teniendo en cuenta que la prestación de servicios a los pueblos es la mayor prioridad del Equipo de Gobierno. En este sentido, la diputada delegada de Planes Provinciales, Lucía Enjuto, destaca que la importante apuesta por la inversión se refleja también en el hecho de haber duplicado este año el presupuesto destinado a planes provinciales, que alcanzará los cuatro millones de euros con el Plan de Inversiones Sostenibles al que corresponden la mayoría de los proyectos aprobados en la última Junta de Gobierno.
Carretera Traid-Alcoroches
También en materia de obras, la Junta de Gobierno de la Diputación de Guadalajara ha dado el visto bueno a la adjudicación del contrato de las obras de mejora de la carretera GU-969 en el tramo comprendido entre los municipios de Traid y Alcoroches.
Para ejecutar este proyecto, dotado con un presupuesto de licitación de más de 1,2 millones de euros, la Institución Provincial cuenta con una subvención del Estado, a través del Ministerio del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, de algo más de 629.000 euros, que fueron concedidos a través de una convocatoria de ayudas para reparar los daños que sufrieron algunas carreteras durante los trabajos de extinción del incendio ocurrido en agosto de 2012, en el término municipal de Chequilla, en el que ardieron unas 1.200 hectáreas.