La Diputación firma un convenio con Caja Rural de Castilla-La Mancha para financiar la creación y mejora de las microempresas

Igualmente, este acuerdo busca fomentar las inversiones realizadas por empresarios individuales en el ámbito de su negocio, y estipula que debe hacerse en la provincia de Guadalajara con especial atención a los proyectos que se desarrollen en las áreas rurales de la provincia.

Según Ana Guarinos “actualmente hay dos colectivos empresariales como son las pymes y autónomos que son los que aglutinan el 80% del empleo total. Casi nueve de cada diez pequeñas y medianas empresas tiene problemas para obtener crédito y la financiación pública sigue sin funcionar, y además son muchas las empresas, en un 97% pymes y autónomos, que por falta de ayudas e incentivos, y por falta del apoyo por parte del sector público, han cerrado sus puertas, lo que es muy negativo tanto para la provincia como para la región”.   

Por ello, la presidenta ha señalado que “si la demanda implica la necesidad de incrementar esta partida, la Diputación provincial de Guadalajara no va a escatimar ni un solo euro en apoyar a todas aquellas personas que quieran dar un paso adelante para crear algo que tanto necesita este país y esta provincia como es el empleo, y desde luego para salir de la crisis económica en la que estamos sumidos”.

Por su parte, el director general de la Caja Rural de Castilla-La Mancha, Víctor Manuel Martín López, ha advertido que “este convenio tiene unas condiciones financieras extraordinarias” y ha destacado “el enorme esfuerzo que ha hecho la Diputación financiando una parte en función de la población y de los tipos de interés”. “Entendemos que el poder llegar a las microempresas y a los autónomos en cantidades interesantes en cuanto a financiación es una oportunidad para la creación de negocio, la dinamización de la economía y la creación de empleo, que es la principal lacra que tenemos en la provincia y en la región”, ha añadido.

Cabe destacar que este convenio, cuya duración inicial es de un año, tiene una partida inicial de 30.000 euros. Los créditos de Caja Rural de Castilla-La Mancha tendrán un tipo de interés entre el 1´5 y el 3´5% en función del tamaño del municipio, de tal manera que mediante la subvención de la Diputación el tipo de ayuda será menor si el municipio es mayor de 20.000 habitantes y mayor en caso de ser menor de 5.000 habitantes. 

El pasado año, a través de este convenio se solicitaron 52 operaciones, entre las cuales 21 fueron aprobadas y constituidas, 6 fueron denegadas, y nueve renunciaron por expreso deseo de los solicitantes. Asimismo, los créditos concedidos supusieron un montante total de 1.093.000 euros con el resultado de 32 puestos de trabajo consolidados y la creación de 19 nuevos puestos. La totalidad de las operaciones se centraron en todo tipo de sectores y ámbitos económicos como talleres mecánicos, un gimnasio, un kiosko, una empresa de organización de evento, una zapatería o una floristería, entre otros muchos casos, en numerosos municipios de la provincia de Guadalajara.