La Diputación hace entrega a Fundación NIPACE de la recaudación de la Paella Solidaria de Peñas

Por segundo año consecutivo, la Institución Provincial convirtió la tradicional Paella de Peñas en un acto solidario por el que cada ración de paella conllevaba una donación de dos euros que ha sido destinada a Fundación NIPACE, al igual que el año pasado la destinataria fue Cáritas Diocesana. Ana Guarinos se ha trasladado a las modernas y funcionales instalaciones que la Fundación tiene en la capital, situada en la calle Francisco Aritio, con el diputado delegado de Bienestar Social, Antonio Ruiz, y el teniente de alcalde y concejal de Festejos del Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, para hacer entrega del cheque simbólico al presidente de NIPACE, Ramón Rebollo. Asimismo, Guarinos excusó la asistencia de José María Cañadas, presidente de la Federación de Peñas de Guadalajara, que constituye una parte fundamental para la organización y desarrollo de la Paella Solidaria.
Hay que destacar que, finalmente, la recaudación donada ha ascendido a 4.260 euros ya que a las 2.030 raciones servidas hay que añadir una aportación voluntaria de 100 raciones.

La presidenta de la Diputación recordó que la idea de organizar la tradicional paella pero con el añadido de que también tuviera un fin social surgió el año pasado cuando “se pensó que el motivo para divertirse en las Ferias y Fiestas podía no estar reñido con la colaboración de todos los ciudadanos y revertir en beneficio de la sociedad”. “Lo conseguimos y, dado el éxito de la iniciativa, este año decidimos seguir con esa línea que ya adelanto tendrá continuidad también al año que viene”, apuntó.
Guarinos elogió la labor que lleva a cabo Fundación NIPACE, en un ámbito nacional, con niños con parálisis cerebral “para ayudarles a dar sus primeros pasos y arrancar una sonrisa también a los padres”, al mismo tiempo que se mostró orgullosa de que ese trabajo se lleve a cabo desde Guadalajara. “Tenemos la suerte de que Ramón Rebollo sea de Guadalajara y de que haya elegido Guadalajara para desarrollar una labor encomiable”, dijo Guarinos.
Guarinos: “Es también el momento de la gente, de las personas, el momento de ayudar a quienes más lo necesitan”
“Yo siempre digo que en estos momentos las instituciones no solamente tenemos que estar para hacer grandes infraestructuras sino que también es el momento de la gente, de las personas, es el momento de ayudar a quienes más lo necesitan y de poner todo lo que está de nuestra parte para ayudar a asociaciones o fundaciones que están desarrollando una actividad social fundamental”, manifestó Guarinos, transmitiendo su más sincera enhorabuena a Ramón Rebollo y su agradecimiento al Ayuntamiento de Guadalajara y a la Federación de Peñas, así como a las empresas Fontvella y Mahon que, al igual que el año pasado, participaron de este fin solidario de manera absolutamente desinteresada.
Tampoco se olvidó Guarinos de “todos los ciudadanos de Guadalajara que han demostrado, un año más, que están dispuestos a colaborar en un fin tan importante como es la solidaridad y el apoyo a los demás”.

Por su parte, el concejal de Festejos, Jaime Carnicero, quiso agradecer a la Diputación “la iniciativa de reconvertir la Paella de Peñas en un acto solidario siendo este uno de los más importantes de la Semana Grande también por la cantidad de personas que congrega”. “Tener actividades que nos recuerden que hay organizaciones como Fundación NIPACE, que trabaja tan intensamente como podemos comprobar ahora mismo con niños con parálisis cerebral, realmente creo que es digno de agradecer y digno de poner de manifiesto”, así como el “éxito de participación en la Paella Solidaria y un factor también importante que es el de la concienciación de las personas”, añadió Carnicero.
Ramón Rebollo, presidente de Fundación NIPACE, explicó que les dejó “impresionados” la solidaridad que hay en Guadalajara, “tanta gente interesada en participar en esta paella y la armonía en la organización de la misma”. “Es digno de admirar el trabajo de las personas que la han organizado, la Diputación y el Ayuntamiento, porque es algo que en los tiempos que corren es necesario, las asociaciones lo necesitan, lo necesitamos, y eventos de este tipo hacen falta”, dijo Rebollo, añadiendo que este dinero “va a ser muy valioso para que los niños puedan seguir con su rehabilitación diaria, para que se puedan incorporar nuevos profesionales a nuestro centro y para poder ampliar un poco la edad y que puedan venir niños más mayores hasta los 18 años”. “Todo eso se consigue también gracias a eventos de este tipo y estoy seguro que Diputación y Ayuntamiento van a seguir ayudando porque me consta que están muy pendientes”, finalizó Rebollo.