La Diputación presenta en FITUR nuevos proyectos turísticos para Guadalajara

El producto turístico creado en torno a la gastronomía de los pueblos de la Arquitectura Negra se inscribe entre las acciones previstas en el Plan de Competitividad que financian el Gobierno de España, la Junta de Comunidades y la propia Diputación. “El objetivo es ir más allá de satisfacer las necesidades básicas de poder comer o pernoctar para ofrecer experiencias únicas, como la recolección y consumo de productos naturales de temporada o visitas a huertos”, ha explicado la presidenta, María Antonia Pérez León. Hasta el momento, un total de 35 establecimientos hosteleros de la zona, que representan el 75% del total, ya se han adherido a esta iniciativa.

El segundo proyecto tiene que ver con la recuperación del palacio de Carlos de Ibarra, en la localidad de Centenera. Se trata de un edificio de propiedad municipal, cuyo uso cederá el Ayuntamiento a la Diputación para su restauración y conversión en museo. Entre otros contenidos, está prevista la exhibición de una colección de grabados de primeras figuras del arte contemporáneo como Antonio Saura, Eduardo Chillida,  Luis Gordillo o Manuel Millares.

Esta actuación continúa la estela de otras como el Museo de la Vihuela y la Guitarra Española, en Sigüenza, –el primero del país dedicado exclusivamente a este instrumento– o la creación de un Centro de la Cultura Tradicional en la Casa del Cordón, de Atienza, cuyas obras saldrán a licitación de inmediato con un presupuesto de un millón de euros.

La presidenta ha destacado que estas iniciativas, junto con la apertura del Centro de Interpretación Turística de Guadalajara (CITUG) en el castillo de Torija ponen de manifiesto la apuesta firme de la Diputación por el turismo rural y están arrojando resultados altamente satisfactorios. En este sentido, ha destacado el incremento del número de viajeros y pernoctaciones en establecimientos de turismo rural de la provincia durante el año pasado.

En esta comparecencia, la presidenta ha estado acompañada por el presidente regional, José María Barreda, quien ha subrayado también la buena salud del sector en el conjunto de Castilla-La Mancha, con un volumen que alcanza ya el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) regional. Barreda ha recordado que “se trata de una industria sostenible y no deslocalizable”, y ha destacado la diversidad de la oferta que ofrece Guadalajara al visitante.

También el vicepresidente segundo y responsable del Área de Recursos Sostenibles, Jesús Recuero, ha señalado que todos los datos referidos al turismo rural en Guadalajara son positivos, “como el incremento de 1,4% en el número de afiliaciones a la Seguridad Social o el centenar de nuevos establecimientos abiertos durante el pasado año”.

La jornada inaugural de FITUR, dedicada a Guadalajara en el “stand” de Castilla-La Mancha, ha servido para presentar los nuevos materiales elaborados por el Área de Recursos Sostenibles de la Diputación. Recuero ha destacado dos guías senderistas: una sobre el Camino de Santiago a su paso por Guadalajara, que recorre cerca de 300 kilómetros en 11 etapas, y otra denominada “Senderos de oro y arcilla” que transcurre por cinco municipios de la Sierra Norte –Arroyo de Fraguas, Hiendelaencina, Navas de Jadraque, Villares de Jadraque y Zarzuela de Jadraque– en los que estos minerales han tenido gran importancia a lo largo de la historia. También se han editado ocho nuevas rutas en bicicleta: seis de ellas con recorridos por diferentes comarcas de la provincia y otras dos que toman como referencia el Camino del Cid.