La Diputación subvenciona a 171 pequeños comercios en el medio rural

Con esta convocatoria, que se ha realizado por quinto año consecutivo, la Institución Provincial busca “favorecer el desarrollo y consolidación de la estructural comercial en los núcleos de población de hasta 300 habitantes, con la finalidad de servir de apoyo a las expectativas vitales y profesionales de las personas que viven en el medio rural”, según señala el diputado delegado de Promoción Económica y Empleo, Alberto Domínguez.

Este año, con el fin de ampliar el número de beneficiarios y de pueblos, la convocatoria se ha ampliado a las pequeñas empresas ubicadas en núcleos rurales de hasta 300 habitantes frente a los 250 que se tomaban como referencia en ediciones anteriores. En su conjunto, se han presentado 190 solicitudes de 112 municipios distintos de las que se han aprobado 171 por cumplir los requisitos exigidos, con un importe total de 145.000 euros, con cantidades que oscilan entre los 338,00 y los 1.269,00 euros y una media de 847,00 euros. Por el tipo de establecimiento, se han subvencionado principalmente pequeños  bares, que son prácticamente en único lugar de reunión y esparcimiento en muchos pueblos, y tiendas de alimentación (panaderías, fruterías y carnicerías).

Han podido optar a estas ayudas los trabajadores autónomos que lleven a cabo sus actividades de comercio al por menor en cualquier núcleo de población de hasta 300 habitantes, según se señala en las bases reguladoras, consistiendo la ayuda en el pago de la cuota mínima establecido dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.