La Diputación tendrá que hacer frente a más de 50.000 euros en gastos de representación del equipo de Pérez León

Sorprendentemente, la mayoría de estos gastos se realizaron con posterioridad al 22 de mayo, fecha de las elecciones municipales y autonómicas que supuso un cambio de gobierno en la Institución provincial, lo que desacredita completamente la decisión del PSOE de votar en contra de un suplemento de crédito necesario para poder atender el pago de estos gastos realizados por el anterior equipo de gobierno de María Antonia Pérez León.

Entre estos gastos, muchas de las facturas corresponden a tickets de cafés y consumiciones por valor de 4´43, 3´06 o 6´90 euros, entre otros muchos importes. Asimismo, también se encuentran en estas facturas pendientes de pago numerosas comidas en restaurantes, algunos de ellos de alto standing, de destacados importes, e incluso, en algún caso, que corresponden al mismo día de los comicios en municipios de la provincia.

Juan Pablo Sánchez Sánchez Seco también ha denunciado que “la partida de gastos protocolarios que fue presupuestada por el anterior equipo de gobierno a principios de año tuvo que ser suplementada por el propio PSOE el pasado mes de abril, porque ya la habían agotado a los tres meses del inicio de ejercicio”. “Aún así, la partida de gastos protocolarios también estaba casi agotada (aproximadamente en un 90%) a la toma de posesión del nuevo equipo de gobierno, quedando todavía cinco meses hasta final de año”, ha añadido.

Finalmente, Sánchez Seco ha recordado que “en el último Pleno de la Diputación el equipo de gobierno ha tenido que suplementar la partida de gastos de representación para hacer frente a estos pagos, además de las facturas de mantenimiento de servicios que no estaban adecuadamente presupuestadas, así como otros casi 100.000 euros correspondientes a facturas de los ejercicios 2009 y 2010 de mantenimiento de numerosos servicios de la Institución que tampoco habían sido abonados”.