La directora general de Salud Pública garantiza la existencia permanente de vacuna triple vírica en la provincia

La directora general ha hecho estas manifestaciones en la capital alcarreña, en rueda de prensa, en la que también ha resaltado la importancia de “no crear eventuales alarmas infundadas con la propagación de noticias sin confirmar, cuando no de simples rumores”.
Rubio ha detallado que el pasado martes se diagnosticó un único caso de paperas a un niño, de cuatro años de edad “y  rápidamente se activó el protocolo de actuación determinado para estos casos, que consiste en aislar al pequeño, se continúa con la vacunación de los niños de la misma clase y de los profesores que han estado en contacto”.
Aprovechando esta comparecencia, la directora general ha querido garantizar que en la provincia de Guadalajara no se ha producido en ningún momento falta de vacuna de la triple vírica (que es la de aplicación para el sarampión, la rubeola y las paperas), detallando que la  provincia dispone a día de hoy en sus diferentes centros sanitarios de más de medio millar de dosis de vacuna triple vírica. “Por tanto, no ha habido ningún desabastecimiento en los centros de salud, como alguien ha querido trasladar a la población”.
El desarrollo de la vacunación programada ordinaria, también en los centros de salud de la ciudad de Guadalajara, se sigue realizando con los márgenes temporales habituales. “Hablamos de que hay que aplicar esta dosis a los 15 meses y repetirla a los seis años, pero el periodo de tiempo para aplicarla es amplio, hablamos incluso de doce meses”, ha valorado la directora general, quien además ha destacado que en caso de ser requerida una dosis en un centro de salud en el que ocasionalmente se hubiera agotado el stock, se dispondría de ella en menos de dos horas. Por norma, el reparto de vacunas se realiza de manera mensual y a demanda de los responsables de los diferentes centros de salud de la provincia de Guadalajara, un procedimiento semejante al que se aplica en toda Castilla-La Mancha.